UNA GOLEADA NO SE DISCUTE

Ganó Vélez y eso siempre se festeja, el resultado hace que cualquier comentario negativo sea casi un absurdo.
Con la lectura previa de la formación inicial pensé que no era momento para seguir con experimentos pero bastaron 10 minutos para que el equipo de Heinze se hiciera dueño del partido. 

En apenas dos minutos el Fortín líquido el encuentro dos golazos de Centurión y Janson. A partir de la ventaja se dedicó a manejar el encuentro haciéndose dueño de los espacios y generando situaciones para aumentar como un gol anulado a Romero y otra cuando el mismo delantero complico una jugada de Almada

La etapa final fue más de lo mismo pero a los 20 minutos del complemento el partido estaba liquidado porque Maximiliano Romero se robo todos los flashes al marcar por duplicado y redondear el resultado en una goleada irremontable. 
Me queda la duda de si con el partido ya cerrado no era conveniente hacer debutar a Marcos Enrique y darle más minutos a Tobías Zárate pero el DT se inclino por darle minutos a jugadores que no están en buen nivel. 
Ganó el Fortín y se festeja porque cuando gana Vélez todo el año es carnaval.
Juan Pablo Muzzio
@jpmuzzio72