UN SUEÑO LEJANO

UN SUEÑO LEJANO

Con el retorno de la Superliga a nuestras vidas, sumado a la designación de Gabriel Heinze como entrenador del equipo, y las ocho incorporaciones que llegaron al club, no es falso decir que los hinchas nos ilusionamos con, en un futuro, poder ingresar a alguna Copa. No solo nosotros lo deseábamos, sino también los jugadores.

A fines de enero le abrimos las puertas del club al delantero Rodrigo Salinas. Él, además de expresar que estar en Vélez es un sueño hecho realidad, manifestó una gran intención de hacer las cosas bien para no sólo salir de esta situación, sino también para poder pelear más arriba… “Se en la situación que está Vélez pero me ilusiono y es inevitable pensar pelear por algo más, entrar a alguna copa o pelear el torneo. Yo tengo dos años de contrato y en mi cabeza juegan un montón de cosas con muchos anhelos. Vamos a luchar para poner a Vélez bien arriba”, declaraba el delantero en Vélez y su mundo.

Heinze hizo un gran trabajo en Argentinos Juniors y tiene un proyecto muy importante. Queremos sacar muchos puntos, ir olvidándonos de los puestos de abajo e ingresar a las Copas”, anunciaba este año el defensor Marco Torsiglieri cuando llegó al Fortín para transitar su segundo ciclo en la institución, agregando que en el club hay buen material  para que “Vélez vuelva a ser ese equipo competitivo”.

Rememorando declaraciones un poco más lejanas aún, “lo principal es sacar la mayor cantidad de puntos posibles, eso te va a dar confianza y positivismo, una victoria trae a la otra. Hay que estar entre los primeros puestos para al menos estar en algún torneo internacional nuevamente”, nos decía Gastón Díaz en agosto del 2017 cuando tuvimos el agrado de entrevistarlo en Somos Vélez Radio.

Al comienzo de esta segunda parte del torneo nos ilusionamos no solo por las declaraciones que veníamos escuchando, por ver que se armaba un nuevo equipo… sino también porque arrancamos el año ganándole a Defensa y Justicia. También por las buenas actuaciones que tuvo el equipo ante River y Racing, como asimismo los primeros dos partidos ganados (ante Tigre y Atlético Tucumán) allá por el comienzo de la Superliga en agosto del 2017.

Sin embargo, por errores, por varios partidos que desperdiciamos la chance de sumar de a tres con rivales directos a los cuales podríamos haberle ganado, como son los casos de Chacarita, Patronato, Arsenal; Vélez se fue alejando cada vez más de los primeros puestos, quedando actualmente en el puesto número 20… ocupamos un lugar que está bastante distante al que los jugadores y nosotros soñamos con estar. La ilusión, poco a poco, se fue desmoronando.

La última vez que Vélez jugó la Copa Libertadores de América fue en el año 2014, quedando eliminado en octavos de final ante Nacional de Paraguay luego de perder 1-0 de visitante y empatar 2-2 en Liniers. Un año antes, en el 2013, jugó por última vez (hasta el momento) la Copa Sudamericana, donde quedó fuera de la misma en cuartos de final ante el equipo brasilero Ponte Preta quien se coronó subcampeón de esa competición ese mismo año. Vélez y el equipo del país hermano habían empatado 0-0 en Brasil y luego en casa perdimos 2-0, despidiéndonos así de la copa.

Estamos lejos, hoy estamos preocupados por otras situaciones que nos aquejan. Creo que a todos nos gustaría estar intranquilos y nerviosos por partidos que tuviéramos que jugar de diferentes copas y no por partidos del torneo, deseando sumar de a tres en cada uno de ellos para no tener que estar viendo a cada rato la tabla de promedios y estar sacando cuentas constantemente…

Pero creo también, supongo que porque soy optimista y siempre creo y tengo fe, que vamos a salir de esta posición que lamentablemente ocupamos hoy en día, y que con esfuerzo, trabajo, deseo, y si transitamos un buen camino el torneo siguiente, vamos a volver a disputar las competiciones internacionales que tan acostumbrados a jugar estábamos.

Aylen Nicolini

aylen@somosvelez.com.ar

@AylenNicolini