UN PROBLEMA CENTRAL Y LATERAL

 UN PROBLEMA CENTRAL Y LATERAL

Vélez superó ampliamente a Tigre por 3 a 0 en una actuación superlativa del sector ofensivo. Sin embargo en lo defensivo continúan los inconvenientes  y las desinteligencias que complican el funcionamiento general del equipo

Creer o reventar. El Fortín tuvo uno de sus mejores segundos tiempos de los últimos tres años y aplastó a un Matador que sintió el cansancio de la presión alta de los primeros 45 y la renovación casi por completo de su plantel, por lo cual no tuvo respuestas a semejante performance velezana.

De todas formas en el primer capítulo, la versión de los dirigidos por Omar De Felippe fue muy distinta. Si bien, Vargas y Romero tuvieron situaciones claras para abrir el marcador, no se vió reflejado el buen funcionamiento logrado en los amistosos de pretemporada. Tigre ganó el medio y recuperó rápidamente la pelota ante los errores en la salida de los centrales y laterales fortineros, agarrando mal parado al equipo en más de una oportunidad.

Tanto los errores de Cufré y, sobre todo, Cubero regalándole la pelota al rival o no regresando rápidamente a la defensa después de pasar al ataque, fueron una constante en el primer tiempo. Además, en jugadas aisladas los centrales, en especial Gianetti, rechazaron mal y/o resolvieron equivocadamente en sectores complicados para volver a recuperar la pelota, situaciones que no terminaron en gol por mala resolución del rival y el brillante nivel de Aguerre.

Asimismo, Cáseres y Desábato tuvieron que desplazarse hacia los laterales para ayudar en la marca, dejando el hueco en el medio, que gracias al clásico 4-4-2 del local, nunca quedó un jugador solo para recibir en el lugar para suerte de los de Liniers. En consecuencia, los principales ataques del Matador llegaron por las bandas o por los errores no forzados individuales (figurita repetida a lo largo del último torneo).

No obstante, en la segunda pierna del partido, Vélez cambió completamente su cara y arrasó en la ofensiva al rival de turno, el próximo cotejo por el campeonato será contra Atlético Tucumán un oponente superior, desde los papeles, al Matador frente al cual este tipo de errores y desatenciones pueden terminar en gol.

Si bien los errores en el partido frente a Tigre quedaron tapados por la goleada, Vélez necesita un central de experiencia para terminar de formar a los juveniles (todavía puede llegar uno libre) y una renovación en el marcador de punta derecho. Quizá sea tiempo de Pérez Acuña, ya que el equipo durante los amistosos mejoró cuando pasó a jugar de cuatro y no pasó mayores sobresaltos por su sector. De todas maneras eso lo decidirá Omar De Felippe con el paso de las semanas.

Juan Manuel Meza Coronel

@MezaJM12

 

4 thoughts on “UN PROBLEMA CENTRAL Y LATERAL

Deja un comentario