UN GOLPE DE REALIDAD

 

Otra vez la realidad sacude a este Vélez en formación y crecimiento. El equipo volvió a cometer errores defensivos  y en desventaja no supo resolver el partido. Además, la terna arbitral no tuvo su mejor noche y sus desaciertos fueron aprovechados por el rival que con poco se llevo los tres puntos para Quilmes.

En el primer tiempo, sin lucirse, el equipo mostró una buena imagen yendo a buscar los tres puntos con actitud más que con juego. Pero promediando la mitad de la primera parte se vio lo mejor del Fortín en el partido, con “Coco” Correa muy activo y con confianza complicando a la defensa Cervecera y asociándose con  Damián Pérez que con sus subidas era una opción de pase segura. La defensa hasta ese momento no pasaba mayores sobresaltos ya que Giannetti (de gran tarea) controlaba bien a Rescaldani en las pelotas divididas. Además, la dupla Somoza-Cáceres intentaba recuperar rápido pero en el ataque le faltaba profundidad ya que los centrales del visitante marcaban bien al pibe Maxi Romero. Sin embargo a 5 del final del primer tiempo, tras un remate del “Coco” de media distancia, Asad intercepto la pelota y tocó al medio para que Correa de zurda la clavara contra el ángulo izquierdo del arquero Dulcich que nada pudo hacer. Velez ganaba 1 a 0 pero la alegría le duró poco ya que en el último minuto de descuento luego de un corner (que no fue) y un remate de Braña que rebotó en la defensa, la pelota le quedó en los pies a Rescaldani que debajo del arco puso el empate parcial.

Ya en la segunda etapa el equipo salió con otra actitud comenzó a equivocarse en los pases fáciles y a perder rápidamente la pelota en sectores clave del campo de juego. En cambio Quilmes, se plantó en su campo y se cerró bien en el fondo con dos líneas de 4 bien compenetradas, con Rescaldani como única referencia de área, intentando aprovechar alguna contra con los espacios que dejaba Vélez cuando atacaba. Y así fue que a los 25 del segundo tiempo tras un pelotazo de Bontempo que agarró mal parada a la defensa fortinera, Romero (medio metro en offside) picó al vacío tocando la pelota al medio ante la salida de Aguerre para que Mansilla con el arco a su merced decretara el 2 a 1 final. Con la desventaja inmerecida, en el Fortín empezó a aparecer el nerviosismo y los errores innecesarios defensivos tanto grupales como individuales; grupales en el retroceso; individuales, un mal despeje de Aguerre que por pánico escénico del rival no terminó en gol y un mal pase de Asad para atrás que la defensa despejó como pudo dentro del área, entre otros. El Fortín no supo encontrarle la vuelta al partido, sintió mucho las ausencias de Pavone y Toledo en la parte ofensiva, porque yendo arriba en el marcador Quilmes se dedicó a defenderse, y el local no pudo abrir ni desbordar la defensa del Cervecero que se cerró muy bien atrás. Para colmo de males, sobre el final del partido, Nasuti vio la roja por un golpe sin pelota sobre Rescaldani y se suma a las bajas para la próxima fecha.

vs_qac16_44

Sin dudas fue un golpe de realidad para el plantel y para muchos hinchas que se habían desviado del objetivo principal que es sumar para no complicarse con los promedios el año que viene teniendo la ilusión de quedar a 2 unidades del puntero Godoy Cruz, próximo rival. Sin embargo, es un torneo corto y ganando un par de partidos te pones en la lucha. Quizás, el fin de semana Vélez se juegue una de sus últimas cartas en cuanto a lo que es pelear el torneo con los de arriba, ya que recibe al Tomba, el líder invicto del certamen y será una buena ocasión para reivindicarse en el Amalfitani. Pero Bassedas tendrá que trabajar mucho junto a su cuerpo técnico para seguir corrigiendo los errores en el fondo y para ir armando el equipo con los jugadores que mejor estén para recibir el domingo a Godoy Cruz, en lo que será un partido clave para ambos conjuntos.

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario