UN FESTEJO “LOCO”

UN FESTEJO “LOCO”

El primer semestre de Bielsa en Vélez quedaba atrás y el equipo había intercalado rachas positivas con caídas que lo alejaron del título pero que peleó a la par de Boca y de River.

En frase del Loco: “Nos faltó regularidad, contundencia y reflejar los momentos en los resultados”. El DT sintió que la cosecha de puntos no había estado a la altura del juego desplegado por el equipo y los merecimientos que esto generó.

Se asomaban tiempos de cambios en el Fortín y de decisiones fuertes que conllevarían roces y determinar los límites del plantel y el cuerpo técnico. El final del torneo dejaba la sensación de trago amargo y se debían refrescar conceptos que se acoplen con las convicciones de Marcelo.

El Profe Macaya recomendó que la pretemporada de cara al Clausura ’98 se realice en el Hindú Club. Para poder realizar los trabajos pensados por el DT y lograr que el plantel evolucione de cara al nuevo certamen solicitó a José Pascuttini que se organicen prácticas con los mejores recursos de la cuarta, quinta y sexta siendo el caso más destacado de aquellos jugadores el de Lucas Castromán.

La llegada de Lucas otorgaba al plantel de primera mayor velocidad, característica que Bielsa deseaba en su Vélez modelo ’98 pero esto implicaría que se deban mover ciertas piezas. El mensaje principal era que todos eran iguales y partían bajo las mismas condiciones.

dosgrandesUnas palabras del Pacha Cardozo sobre el estilo de juego que prefería para desempeñarse como jugador, a quien el DT tenía mucho aprecio, cayeron como una bomba amenazante a la futura tarea a realizar por el Loco. Esto motivo que se pare frente a los jugadores y los informe sobre la importancia de la igualdad entre ellos y el convencimiento para con el sistema de juego que se lleve a cabo. Así se despachó con: “Para mí Cardozo es igual que Dominguez, Mendez es igual que Zandoná y Pellegrino es igual que Sotomayor” esto conllevó una respuesta muy fuerte y de un peso pesado: “Yo gané todos los títulos y usted no puede decir que soy igual que Cavallero. Me considero titular y ni se me ocurre la posibilidad de ser suplente”. Esas fueron las fuertes y duras palabras del Chila. La disputa derivo en que Bielsa invite a Chilavert a retirarse del entrenamiento si así lo consideraba, Chilavert se fue del entrenamiento y Bielsa invitó a quienes quieran seguirlo a hacerlo también. Lo cierto es que Chila procuraba una posible venta ya que venía de ser elegido mejor arquero del mundo y que el Loco quería que el arquero llegue a punto para el Mundial. La disputa llegó a su fin y José Luis se sumó nuevamente al plantel, hoy en día cada vez que uno habla sobre el otro no escatiman halagos y palabras de agradecimiento.

Quien regresó al equipo fue ese gran jugador que es el Rifle Pandolfi quien reconoce haber cambiado su mentalidad tras una charla en la pretemporada con el DT.

El Torneo Clausura comenzó con una victoria 2 a 0 frente a Racing con goles de Camps y Posse y una monumental salvada de Pandolfi en la línea lo cual reflejaba ese cambio de mente en el jugador y el compromiso que el DT pedía a sus dirigidos con la idea de juego que se buscaba plantear. La mala noticia que arribaba por Liniers era la partida del querido Negro Gómez a River tras la primera fecha.

El equipo inició el Torneo con el dibujo táctico primordial en los equipos de Bielsa, tres defensores (Zandoná como zaguero), 3 volantes contando con Castromán como la sorpresa, un enganche y tres puntas. En el mediocampo quien tuvo su merecido lugar y reconocimiento fue Carlos Compagnucci, quien se ganó un lugar al demostrar día a día su merecimiento y que tenía plena confianza en el esquema y la idea de juego del DT.

A la victoria inicial la acompañaron triunfos en Salta ante Gimnasia y Tiro con gol del Beto Camps nuevamente, 3 a 0 ante Unión en el Amalfitani y 3 a 2 en la Bombonera frente a Boca, Vélez fue muy superior al rival y era gran candidato al título, la cosecha perfecta así lo dejaba demostrado. La quinta fecha fue empate en 0 frente a Platense. Luego del partido ante Boca, Bielsa se acercó a Bassedas (quien se encontraba afectado en la semana a los entrenamientos de la Selección Argentina) y le reconoció que entendía su descontento al no tener tanto protagonismo como le hubiera gustado pero era lo que el Loco consideraba necesario ante la falta de entrenamiento con el plantel de quien ahora es el DT y utiliza el buzo campeón de Marcelo Bielsa.

La sexta fecha fue ante Newell’s, partido especial si los había para el técnico, y el equipo fue diezmado a aquel encuentro ya que no podía contar con Zandoná ni Pandolfi, el recambio de piezas (Castromán en la línea de fondo, Bassedas por derecha y Husaín en ataque) dio sus frutos y nuevamente Vélez salió triunfante, esta vez 1 a 0.

Las siguientes fechas fueron ante rivales especiales y solo se recolectó un punto ante Argentinos y fue caída ante San Lorenzo, la única del Torneo. Tras la derrota algunos de los jugadores fueron a ver a los Stones (quien no lo haría) pero esto fue del desagrado del DT quien les espetó a los jugadores el haber concurrido a tamaño evento. A pesar de la diferencia de criterio en este aspecto el plantel estaba convencido que tenía todo para ser un serio protagonista del certamen.

Ya no solo el equipo estaba convencido sino que también toda la hinchada estaba convencida del “Proyecto Bielsa” y demostró su convencimiento en un banderazo previo al partido frente a Estudiantes de La Plata tras la derrota previa.  El equipo respondió con un 2 a 1 y luego un contundente 3 a 0 frente a Independiente (algo a lo que estamos acostumbrados que es ganarle al Rojo), victoria ante Gimnasia de Jujuy con golazo del Chila  y un penal atajado por este mismo y goleada ante Colón por 6 a 1. Vélez tenía una dinámica de juego y una presión que lo hacían contundente e imparable para los rivales lo cual le garantizaba en ataque todo lo necesario para lograr el triunfo partido tras partido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un nuevo empate, ante Lanús, nos colocaba compartiendo la punta con Gimnasia de La Plata pero tres partidos seguidos conociendo el triunfo ante Central, Ferro y Deportivo Español lo posicionaban con 6 puntos de ventaja y tan solo dos fechas por disputarse.

A la fecha siguiente, frente a Huracán, con gol de Posse de cabeza el equipo logró el tan ansiado objetivo. VELEZ CAMPEON era el grito que nuevamente se escuchaba en Liniers, una fiesta que fue ininterrumpida desde 1993, cinco años de campeonatos con diferentes DTs, con diferentes ideas pero siempre con un mismo resultado: nuestra alegría.

Ese 31 de mayo Bielsa abandonó el campo de juego y mostró su euforia en la intimidad del vestuario con los allegados al plantel. “Los verdaderos protagonistas son los jugadores y, entonces, la escena principal debe ser ocupada por ellos” expresaba el Técnico Campeón.

La última fecha el equipo que Bielsa planteo fue una referencia al resultado de su labor: Pellegrino (su lugarteniente), Pandolfi (su trasformación) y Mendez, Castromán y Cordone (la juventud consagrada). A estos se sumaron nombres que luego de un tiempo serían moneda corriente e incluso ídolos del Club: Roly Zarate, Poroto Cubero, Cristian Bardaro, entre otros.

Los números hablan de un campeón con 46 puntos, por cada 3 goles convertidos solo recibió 1, valla menos vencida con 14 goles y se convirtieron 38 (19 de los cuales fueron convertidos por la dupla PosseCamps).

Hasta aquí lo deportivo, ahora lo personal: Bielsa reflejó en Vélez un cambio, una nueva posibilidad de juego, saber que se puede reinventar la historia y llegar al mismo resultado sin ningún inconveniente. Y no solo eso, con ayuda de su mujer diseñaron lo que hoy es la Villa Olímpica, un complejo acorde a todo lo que un plantel de fútbol profesional necesita y requiere para el día a día de su desarrollo.

En palabras de Gamez “Si hubiese sido dueño del Club, le hubiera dado a Bielsa un contrato por 10 años para que manejara todo el futbol desde el plante profesional hasta las divisiones inferiores”.

Dice que un título es algo hermoso y un excelente logro para una persona pero me animo a decir que Bielsa toma como su mayor triunfo en Vélez el haber cambiado la idiosincrasia de todo un Club a través de sus convicciones, valores y principios.

Como no admirarte si nos diste todo. Fuiste muy importante para Vélez y para mí en particular, con vos aprendí a ver fútbol, a disfrutar el fútbol y empecé a tratar de entenderlo, buscarle la lógica a esa ilógica que es el rodar de la pelota. Gracias por hacer que ese chico de 10 años se empiece a dar cuenta de cómo debe un jugador pararse en un campo de juego, como tiene que ser la forma de pensar el fútbol y estar atento a todas las posibilidades que puedan sucederse en una cancha. Pero como no admirarte desde mi humilde lugar si todos y cada uno de tus dirigidos te admiran, si tipos como Falcioni que tiene un juego opuesto al tuyo te admira, si hasta el mismísimo Pep Guardiola te consultó de cara a sus inicios como DT y todo lo que su carrera conllevó.

Gracias Loco, y hoy, teniéndote en todos lados como posible DT de la Selección se me llena ansias el cuerpo, me encantaría poder disfrutarte una vez más pero esta vez con mayor conciencia y conocimiento para poder defenderte a capa y espada como siempre hice y como siempre haré.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Maxi Eze Pardo

maxi@somosvelez.com.ar

@Maxi_Piojo

Deja un comentario