UN DELANTERO COMPLETO

UN DELANTERO COMPLETO

Que gran placer es ver jugar a Hernán Barcos. Si bien es verdad que van solo 6 partidos de él en Vélez, su categoría es imposible de soslayar.

Cuando se hablaba de su llegada yo pensaba en un 9 goleador, de esos que cuando tienen una situación la mandan adentro. Aquellos partidos con la Liga de Quito eran el único recuerdo real que tenía de Barcos. Viéndolo jugar estos encuentros en Vélez, el Pirata demuestra que es mucho más que un 9 de área: su labor tirándose unos metros atrás y armando el juego es más que interesante. Ante Colón, por ejemplo, cuando armó la jugada del segundo gol con un pelotazo cruzado a Alvarenga y así se generó la situación que terminó dándole el triunfo al Fortín.

0

Más allá de esto, la incorporación de Barcos hay que medirla también desde el lado humano. El sábado, antes del inicio del partido, se acercó a cada uno de sus compañeros y los saludo uno por uno. Durante el transcurso del partido se lo vio hablando mucho con Maxi Romero. Luego lo repitió con el debutante Favio Durán. En esa función, tanto el como Mariano Pavone, pueden ser importantisimos para los jóvenes como Romero, Duran, Servetto o para el Cabezón Vazquez. Los pibes deben mirar los movimientos en el campo de juego, observar como entrenan y sobre todo ser permeables a los consejos que les dan.

Ya para el cierre queda destacar la personalidad para hacerse cargo de situaciones. Apenas llegado al club salió a dar la cara luego de dolorosas derrotas con las que se comenzó el semestre.

Es más que claro que estamos frente a un jugador de categoría y que hoy en Vélez puede convertirse en irreemplazable.

Daría la impresión que se siente más cómodo con Romero que con Pavone pero seguramente De Felippe encontrará la forma que dos 9 de área puedan convivir.

Que así sea, porque Vélez necesita de sus goles y de su rendimiento.

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com,ar

@jpmuzzio72

Deja un comentario