UN CIERRE ACORDE AL AÑO

El de anoche es solo un eslabón más en una cadena de desaciertos. Errores de los dirigentes, del cuerpo técnico y de los jugadores. Durante estos 11 meses el equipo deambuló por las canchas argentinas, en un torneo de 30 equipos terminamos en el puesto 26, bien al fondo de la tabla, superando solamente a equipos de otra división.

Es fácil caer en cualquiera de las patas por las que este año fue un desastre, pero lo cierto es que ninguna de ellas tuvo más influencia que la otra y las tres fueron culpables en partes iguales para este desastroso año. Dirigentes, DT y jugadores no pueden ser diferenciados a la hora de repartir los reproches del hincha.

El año termina como fue, con un penal ridículo que cobra un juez que, por lo menos anoche, demostró no estar capacitado para dirigir en primera; una pelota al área que impacta en la cara y mano de Desabato, la prueba suficiente que no era penal era ver la nariz sangrando a Kolacha, pero el juez eligió ser ciego y llenar de dudas con una decisión que ayudó a que Independiente mantuviera la localía en la próxima Liguilla.

Pero ojo, no se perdió en ese penal, se perdió en todo un año que no se supo a qué se jugaba, se perdió en la mala elección de los refuerzos y en no retener a Pavone que fue el único que rindió un poco. Se perdió cuando se instaló el rumor que los jugadores más jóvenes no son están siendo del todo profesionales y nadie del cuerpo técnico o de la dirigencia salió a desmentirlo o a tomar medidas. Y de esto nos enteramos por las declaraciones del capitán.

Se viene el ciclo Bassedas y como todo velezano quiero que le vaya bien, por buen tipo y por ser una referente de las dos épocas más gloriosas del club. ¡Pero ojo!, tengamos en claro que sin refuerzos el trabajo será muy difícil para un DT que recién arranca en esta labor. Ojalá el nuevo año traiga aires de triunfo y paz para todo el pueblo fortinero.

Juan Pablo Muzzio
juanpablo@somosvelez.com.ar
@jpmuzzio72

Deja un comentario