Etiqueta: Promedios

SIN MOCHILA, PERO CON EL MISMO PESO

SIN MOCHILA, PERO CON EL MISMO PESO

 

Vélez consiguió el primer objetivo del torneo, se aseguró la permanencia por un año más en la primera división. El equipo aún no convence, muestra muchas irregularidades en el funcionamiento y no consigue resultados, gran responsabilidad de haber cumplido el objetivo es de los rivales de turno que mostraron falencias aún peores que las del Fortín.

Uno de los tantos motivos por los cuales Vélez puede estar mostrando esta inestabilidad es la presión de estar en una pelea que le era ajena en la historia reciente. Claramente no es lo mismo la presión de pelear un título que la permanencia y para la gran mayoría esto fue una experiencia nueva. Incluso para aquellos “extranjeros” que ya estuvieron atentos a los promedios lo hicieron en otros equipos, sin la repercusión que genera el Fortín.

“Estamos sufriendo demasiado, quizás a partir de ahora se liberen de esa carga, puedan jugar más tranquilos y con menos equivocaciones” fue el análisis de Gabriel Heinze luego del partido al ser consultado por la posibilidad de ver un mejor nivel del equipo tras sacarse de encima la presión. También comparte el optimismo Santiago Cáseres quien tiene la esperanza de que “ahora que nos salvamos jugaremos sin presión y solo queda mejorar.” Pero quien mantiene el nivel de alerta es el símbolo del plantel, Mauro Zárate sostuvo que “nos permite encarar los partidos más tranquilos. Esperemos que esto sea a favor y no nos relaje, cosa que no creo que pase. Tenemos que ganar todos los encuentros que restan o sacar la mayor cantidad de puntos”.

Vélez cumplió su objetivo a corto (muy corto) plazo. No puede culparse sólo al peso de la lucha por la permanencia los errores individuales de los jugadores ni los planteos errados del entrenador. Sí se puede esperar que trabajando con mayor tranquilidad las cosas se encaminen para lo que resta del torneo y para la próxima temporada.

El Fortín tiene por delante cuatro partidos, más la continuidad del encuentro ante Colón. Temperley, ya descendido; Banfield, lejos de las copas pero aún con chances; San Martín de San Juan, rival directo de cara al próximo torneo; y Argentinos Juniors que junto al Sabalero son los equipos que están con chances concretas de ingresar a la Copa Sudamericana. Vélez depende de sí mismo para revertir la imagen y arrancar la temporada 2018/19 con un poco más de aire. Si bien se pueden afrontar con mayor tranquilidad las últimas fechas, hay que estar consientes que en el futuro cercano puede aparecer la misma mochila.

 

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino

LA INTRANQUILIDAD ES A FUTURO

LA INTRANQUILIDAD ES A FUTURO

 

El sufrimiento no tiene fin. Parecería ser que estamos condenados a tener que tolerar esta situación mucho tiempo más. Los de abajo pierden; y nosotros, en vez de aprovechar los partidos para sumar de a tres, hacemos lo mismo que los que están peor que nosotros, o en el mejor de los casos, nos traemos un punto a casa.

Estamos en una posición preocupante y angustiante. Constantemente nos encontramos mirando la maldita tabla de promedios que tanto miedo da, agarrando la calculadora, viendo cómo tendrían que salir los demás partidos para que dicho resultado nos beneficie a nosotros, especulando y pensando cuántos puntos deberíamos o podríamos llegar a sacar para quedarnos “un poco más tranquilos”…
Sin embargo, sabemos que este torneo no corremos el riesgo de que pase lo peor (ya saben de qué hablo, mejor ni nombrarlo). Les llevamos bastantes puntos a los que están por debajo nuestro en la tabla de promedios, por ende, por ese lado, estamos calmos. Ahora, ¿qué pasa con el promedio el año que viene? Ese es el gran problema que tenemos, la intranquilidad es a futuro. Y un futuro no tan lejano.

Si bien todavía quedan por jugarse seis fechas en este torneo, hasta el momento y sin contar a los dos equipos que ascenderán a primera, estaríamos jugando un desempate con Patronato por ver cuál de los dos desciende, ya que ambos tendríamos un promedio de 1.196 con un total de 61 puntos. Y por ahora estarán en descenso directo Tigre, Belgrano y San Martín de San Juan. Con los sanjuaninos sólo le llevamos dos puntos de ventaja, por lo cual en un abrir y cerrar de ojos podríamos estar en zona roja de la tabla.

Como siempre recalcamos, es importante estar todos juntos, tirar para el mismo lado, tener fe y confianza en que vamos a salir de esta situación pero también es importante, por no decir que es lo primordial, que aparezcan los buenos resultados.

El camino es largo, todavía falta, hay tiempo para seguir trabajando, mejorando y sumar de a tres en la mayor cantidad de partidos posibles. Pero eso no quita la idea de saber que lamentablemente el próximo torneo vamos a sufrir más de lo que estamos padeciendo este. Por tal motivo, es primordial obtener la mayor cantidad de puntos posibles en las fechas que quedan de este torneo.

Podemos, yo se que vamos a poder y que los demás equipos que quieren vernos en la peor posición que puede existir, se van a quedar con las ganas. No obstante, no podemos negar que todo es incierto y complicado, estamos jugados e intranquilos y vamos a tener que tolerar esta circunstancia mucho tiempo más.

 

AylenNicolini

aylen@somosvelez.com.ar

@AylenNicolini

NO GANA FINALES

NO GANA FINALES

 

Una vez más Vélez desperdició la chance de alejarse un poco de la zona de descenso. Se enfrentó con un rival prácticamente descendido y no pudo ganar, ni mostrar en cancha los 20 puntos que lo separan de Arsenal, su rival de la última fecha.

El Fortín demostró nuevamente los problemas que tiene al enfrentar equipos con los que pelea la permanencia y que entienden estos partidos como finales. “La situación de Vélez no da para elegir si estoy bien o mal. El partido no se prepara distinto a otros, sí la cabeza del jugador es diferente. Acá hay que ganar” había declarado Heinze en la previa al encuentro del domingo, en relación a cómo se viven este tipo de partidos. Sin embargo Vélez volvió a fallar en un mano a mano, un hecho que se repite en los últimos años.

Si se toman la Superliga en juego y el Torneo 2016/17, los campeonatos en los que más apremiado estuvo Vélez con el promedio, se pueden analizar unos 15 duelos contra “rivales directos” de los cuales se contabilizan seis empates, cuatro derrotas y apenas cinco victorias. En el inicio del 2018 se sufrieron las caídas con Chacarita, que ganó apenas tres encuentros en todo el torneo, de visitante y ante Patronato en el Amalfitani, sumado al último empate contra Arsenal en Sarandí. Estos resultados adversos se suman a la caída ante Huracán cerca del fin de año pasado, en el debut del Negro Gómez como técnico. Mientras que con Omar De Felippe en el banco Vélez acumuló empates: Aldosivi y Patronato como visitantes, Huracán, Quilmes y Temperley como local, todos en el campeonato 2016-2017. En todos ellos el punto fue poco, en especial porque el Fortín no se animó a ir por más.

En el breve paso del Negro Gómez por la Primera división está la última alegría en esta clase de partidos y fue el triunfo por 3 a 0 a Olimpo en Liniers, cerrando el 2017. La victoria ante Tigre 3 a 0 como visitante en la primera fecha de la Superliga cobró valor a medida que el Matador fue cayendo en la tabla. Lo mismo ocurrió con la goleada por 5 a 1 a Sarmiento en el Amalfitani, partido con el que el conjunto de Junín descendió en la temporada 16/17. La victoria ante Olimpo en Bahía Blanca, con el gol de Zabala y sosteniendo el resultado todo el segundo tiempo, fue de las pocas “finales” que se disfrutaron como tal.

A Vélez le quedan dos cruces como estos en la Superliga, Temperley en la fecha 25 y San Martín de San Juan en la 26. Pelear la permanencia también implica saber jugar estos partidos, ante rivales que por nombre no motivan pero con los que no se pueden ceder más puntos.

 

 

Alejandro Germino
ale@somosvelez.com.ar
@alegermino