Etiqueta: Omar De Felippe

ANALIZANDO AL RIVAL: NEWELL’S

ANALIZANDO AL RIVAL: NEWELL’S

El primer rival para Vélez en esta nueva Superliga Argentina 2018/2019 será Newell’s Old Boys que viene de superar por la Copar Argentina al CADU de Zárate.

Como punto a resaltar de los dirigidos por Omar de Felippe encontramos la contundencia con que se despachó en su último encuentro, pocas fueron las chances que tuvo en proporción a la magnitud del rival pero supo aprovecharlas jugando de manera más que aceptable la contra. De este modo llegó el gol que anotó Mariano Bittolo.

La primera pretemporada realizada por los jugadores junto a su nuevo DT, quien dirigió las últimas fechas de la pasada Superliga, fortaleció el vínculo entre ellos y propició un mejor entendimiento de la idea que De Felippe y su cuerpo técnico buscan plasmar en sus equipos y transmitir a sus jugadores.

Se destaca la presencia de Luis Leal, el jugador portugués es un delantero punzante que puede generar cierto revuelo entre nuestros defensores si es que logra llegar en un 100% al partido de esta primera fecha ya que arrastra una dolencia causada por un esguince en su tobillo lo cual hizo que no pueda completar los noventa minutos en el partido del pasado domingo por el certamen nacional.

Pero que el árbol no tape el bosque fortineros, porque la contundencia del resultado no refleja la falta de estabilidad y firmeza de una defensa que no logró contener de manera correcta a su rival. Tal es así que Defensores Unidos tuvo varias chances de romper el cero y modificar el partido incluso llevándolo a su favor. Teniendo en cuenta esto podemos diferir que jugadores como el Mono Vargas, Bouzat, Robertone, entre otros, pueden generar a favor de Vélez una serie de desequilibrios que nos darían un buen resultado y crean una expectativa de gol importante si tenemos en cuenta que, aparentemente, los resultados de la pretemporada no reflejan el sistema de juego que implementó Heinze en nuestros jugadores.

El dato de color: La ley del Ex.

Mariano Bittolo arribó a Newell’s tras su paso por Europa y, a pesar de no ser un jugador que con frecuencia llegue al gol, nada obsta a que repita lo hecho por la Copa Argentina y pueda festejar ante su primer equipo en el futbol profesional. Algo a lo que con los años nos acostumbramos a sufrir de varios ex Vélez que nos tocó enfrentar.

 

Maxi Eze Pardo

@MaxVelez_

CAMBIOS DE FORMAS

CAMBIOS DE FORMAS

 

Gabriel Heinze tiene una forma muy particular de trabajar y manejarse, en especial hacia el público y la prensa, a quienes mantiene a distancia y con una relación fría.

En el estilo de juego que quiere imponer se ve una continuidad del trabajo que el Negro Gómez hace en la Reserva y que llevó a cabo los cuatro partidos que pudo dirigir en Primera División tras la renuncia de Omar De Felippe. Tras un mal arranque, con picos muy bajos ante Chacarita y Patronato, el rendimiento mejoró y llegó a puntos altos como fueron los partidos frente a River y Racing. Algo fundamental no lo está acompañando y son los resultados, apenas 9 puntos sobre los 24 disputados en este 2018.
El estilo de trabajo es resaltado por los jugadores, el cual se caracteriza por la repetición, prestar especial atención a los detalles y, por sobre todas las cosas, la intensidad. Pero también ese trabajo se realiza a puertas cerradas y con mínima atención a la prensa, un estilo que puede justificarse en la búsqueda de tranquilidad y dar la menor cantidad posible de señales (a propios y ajenos) de los planteos para el partido siguiente.

Tras el empate con Arsenal en condición de visitante y luego de tener, como en las primeras fechas, un rendimiento regular, algunos detalles cambiaron: Heinze dispuso darle dos días libres (lunes y martes) a los jugadores, cuando lo habitual era un entrenamiento regenerativo al día siguiente y el descanso el día posterior; y entrenamientos abiertos toda la semana, con atención a la prensa por parte de los jugadores. ¿Habrá sido el partido del domingo el punto de quiebre de una forma de trabajo particular? ¿Será un cambio temporal, por el hecho de no tener fecha el próximo fin de semana?.

La semana comenzó con rumores, con temores o deseos (según cada uno) de renuncia y cambios profundos. Por el momento los cambios son tan sólo en la metodología de trabajo, en la atención a la prensa y darle la posibilidad al socio de acercarse a la Villa Olímpica y ver a sus jugadores. Algo que puede ayudar a mejorar la relación del hincha con el entrenador, a quien aún se lo ve de reojo, pero lo importante será que el cambio se vea en la cancha y se plasme en los resultados.

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino

Foto: Prensa Vélez Sarsfield

NO GANA FINALES

NO GANA FINALES

 

Una vez más Vélez desperdició la chance de alejarse un poco de la zona de descenso. Se enfrentó con un rival prácticamente descendido y no pudo ganar, ni mostrar en cancha los 20 puntos que lo separan de Arsenal, su rival de la última fecha.

El Fortín demostró nuevamente los problemas que tiene al enfrentar equipos con los que pelea la permanencia y que entienden estos partidos como finales. “La situación de Vélez no da para elegir si estoy bien o mal. El partido no se prepara distinto a otros, sí la cabeza del jugador es diferente. Acá hay que ganar” había declarado Heinze en la previa al encuentro del domingo, en relación a cómo se viven este tipo de partidos. Sin embargo Vélez volvió a fallar en un mano a mano, un hecho que se repite en los últimos años.

Si se toman la Superliga en juego y el Torneo 2016/17, los campeonatos en los que más apremiado estuvo Vélez con el promedio, se pueden analizar unos 15 duelos contra “rivales directos” de los cuales se contabilizan seis empates, cuatro derrotas y apenas cinco victorias. En el inicio del 2018 se sufrieron las caídas con Chacarita, que ganó apenas tres encuentros en todo el torneo, de visitante y ante Patronato en el Amalfitani, sumado al último empate contra Arsenal en Sarandí. Estos resultados adversos se suman a la caída ante Huracán cerca del fin de año pasado, en el debut del Negro Gómez como técnico. Mientras que con Omar De Felippe en el banco Vélez acumuló empates: Aldosivi y Patronato como visitantes, Huracán, Quilmes y Temperley como local, todos en el campeonato 2016-2017. En todos ellos el punto fue poco, en especial porque el Fortín no se animó a ir por más.

En el breve paso del Negro Gómez por la Primera división está la última alegría en esta clase de partidos y fue el triunfo por 3 a 0 a Olimpo en Liniers, cerrando el 2017. La victoria ante Tigre 3 a 0 como visitante en la primera fecha de la Superliga cobró valor a medida que el Matador fue cayendo en la tabla. Lo mismo ocurrió con la goleada por 5 a 1 a Sarmiento en el Amalfitani, partido con el que el conjunto de Junín descendió en la temporada 16/17. La victoria ante Olimpo en Bahía Blanca, con el gol de Zabala y sosteniendo el resultado todo el segundo tiempo, fue de las pocas “finales” que se disfrutaron como tal.

A Vélez le quedan dos cruces como estos en la Superliga, Temperley en la fecha 25 y San Martín de San Juan en la 26. Pelear la permanencia también implica saber jugar estos partidos, ante rivales que por nombre no motivan pero con los que no se pueden ceder más puntos.

 

 

Alejandro Germino
ale@somosvelez.com.ar
@alegermino