Etiqueta: Marcelo Gómez

ACÁ TE ESPERAREMOS

ACÁ TE ESPERAREMOS

Ayer por la noche el Negro Gómez habló con los colegas de Viva el Fútbol y dejó bien en claro que la chance de formar parte del cuerpo técnico de Diego Maradona es concreta y que por su cabeza cruza el pensamiento de tomar el tren que lo deposite directo en la ilusión de formar parte de un cuerpo técnico dirigiendo a la Primera de un equipo, en este caso el Dorados de Sinaloa.

Como hincha fortinero el egoísmo por tenerlo en el Club para siempre es mucho, el Negro es un tipo importante en la historia de Vélez y lo será en el futuro pero lamentablemente ese futuro se estaría postergando.

A vos lo único que puedo desearte es que te vaya siempre bien, sos un tipazo y demostrás querer a la V Azulada tanto como nosotros o incluso más.
Se aleja la chance de ver a mi ídolo dirigiendo con el buzo del Fortín puesto y dando indicaciones a sus chicos de las inferiores, todos sabemos que si Heinze se va el que ocupará su lugar es él.
El momento oportuno llegará, vas a ser el DT de Vélez pero si no tiene que ser hoy que sea siempre para bien, porque no toleraría ver gente insultando a uno de nuestros héroes en un momento como el que estamos pasando.
Andá y disfrutá, andá y aprendé, que nosotros te vamos a estar esperando con los brazos abiertos para cuando el banco de suplentes tenga reservado el lugar para MARCELO GOMEZ, nuestro Negro.
Maxi Eze Pardo
@MaxVelez_

SENSACIÓN DE INSEGURIDAD

SENSACIÓN DE INSEGURIDAD

Vélez es un equipo agresivo que no lastima. Tiene dominio territorial, posesión de pelota, buena circulación y creación de juego pero termina mal las jugadas o, peor aún, no las termina.

El duro golpe de este domingo en la Bombonera, reafirmó el mayor defecto que el equipo de Heinze demostró en el inicio de esta Superliga: no aprovechar la posesión ni el dominio que logra imponer sobre su rival. El partido ante Boca puso en evidencia con nitidez la falencia a la hora de definir las situaciones, porque si bien Vélez se aproximaba al arco rival no se generaron situaciones claras de riesgo y los remates de media distancia (método más elegido en este partido) fueron débiles o desviados.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, Vélez tuvo 63% de posesión de pelota y remató 15 veces. El problema está en que sólo el 20% de esos remates (es decir, tres) fueron al arco. Y estos números fríos no demuestran que ninguno de esos tres remates fue realmente riesgoso. El agravante de esta situación es que ante un rival como Boca, no plasmar la superioridad en el resultado provoca que rápidamente uno deba ir en busca del empate.

¿Es la presencia de un 9 clásico la solución? Podría serlo, pero eso implicaría un cambio rotundo en el estilo de juego del equipo. ¿Es un problema sólo de nombres? No quedan dudas que cuando Vargas y Robertone están en un nivel bajo, el equipo lo sufre. También está a la vista que Bouzat aporta mucho más de lo táctico, que desde el rendimiento. Ramis acompaña en el circuito pero no es goleador mientras que Salinas, sin tener una continuidad importante, no mostró la capacidad de acoplarse al juego del equipo.

El interinato del Negro Gómez y la llegada de Heinze le dieron a Vélez algo que le faltó durante tres años, un estilo. El Fortín sabe cómo quiere llegar al arco rival y ahora elige tener la pelota, pero todavía carece de la capacidad para terminar la jugada. Las partidas sufridas en invierno no se pudieron reemplazar, quizás porque no hay jugadores con esas características. Es cierto que la paciencia es necesaria para ver los resultados, pero en el mientras tanto hace falta algo más para poder trabajar tranquilos.

Alejandro Germino
@alegermino

CAMBIOS DE FORMAS

CAMBIOS DE FORMAS

 

Gabriel Heinze tiene una forma muy particular de trabajar y manejarse, en especial hacia el público y la prensa, a quienes mantiene a distancia y con una relación fría.

En el estilo de juego que quiere imponer se ve una continuidad del trabajo que el Negro Gómez hace en la Reserva y que llevó a cabo los cuatro partidos que pudo dirigir en Primera División tras la renuncia de Omar De Felippe. Tras un mal arranque, con picos muy bajos ante Chacarita y Patronato, el rendimiento mejoró y llegó a puntos altos como fueron los partidos frente a River y Racing. Algo fundamental no lo está acompañando y son los resultados, apenas 9 puntos sobre los 24 disputados en este 2018.
El estilo de trabajo es resaltado por los jugadores, el cual se caracteriza por la repetición, prestar especial atención a los detalles y, por sobre todas las cosas, la intensidad. Pero también ese trabajo se realiza a puertas cerradas y con mínima atención a la prensa, un estilo que puede justificarse en la búsqueda de tranquilidad y dar la menor cantidad posible de señales (a propios y ajenos) de los planteos para el partido siguiente.

Tras el empate con Arsenal en condición de visitante y luego de tener, como en las primeras fechas, un rendimiento regular, algunos detalles cambiaron: Heinze dispuso darle dos días libres (lunes y martes) a los jugadores, cuando lo habitual era un entrenamiento regenerativo al día siguiente y el descanso el día posterior; y entrenamientos abiertos toda la semana, con atención a la prensa por parte de los jugadores. ¿Habrá sido el partido del domingo el punto de quiebre de una forma de trabajo particular? ¿Será un cambio temporal, por el hecho de no tener fecha el próximo fin de semana?.

La semana comenzó con rumores, con temores o deseos (según cada uno) de renuncia y cambios profundos. Por el momento los cambios son tan sólo en la metodología de trabajo, en la atención a la prensa y darle la posibilidad al socio de acercarse a la Villa Olímpica y ver a sus jugadores. Algo que puede ayudar a mejorar la relación del hincha con el entrenador, a quien aún se lo ve de reojo, pero lo importante será que el cambio se vea en la cancha y se plasme en los resultados.

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino

Foto: Prensa Vélez Sarsfield

NO SE SACARON VENTAJAS

NO SE SACARON VENTAJAS

Hoy por la tarde, la Reserva de Vélez enfrentó a Arsenal de Sarandí en la cancha auxiliar que limita con el Estadio Julio Humberto Grondona por la fecha 20 del torneo. Los equipos no se sacaron ventaja y el resultado del partido fue 0-0.

El equipo dirigido por el Negro Gómez no viene obteniendo buenos resultados. La última vez que ganó fue ante Belgrano en Córdoba 3 a 2 con goles de Emiliano Lettieri, Mauricio Toni y Nicolas Garayalde. Luego de esa victoria, le siguió una racha de tres partidos consecutivos sin poder llevarse los tres puntos a casa: River (2-1), Racing (5-1) y Rosario Central (2-1).

El primer tiempo disputado ante el Arse fue parejo y muy disputado, con presión alta por parte de ambos equipos pero con pocas llegadas al arco rival. La segunda parte del encuentro estuvo caracterizada por un Vélez más protagonista. Con llegadas de Luis Amarilla, y de Álvaro Barreal, quien tuvo varias oportunidades de convertir, sobre todo en el final. Sin embargo, no pudo ser para el Fortín, el cual se trajo un punto del Viaducto.

El equipo de Gómez salió al campo de juego de la siguiente manera: Facundo Perrone; Rodrigo Cáseres, Nazareno Romero, Giuliano Cerato, Gianluca Mancuso; Mauricio Toni, Luciano Tilger, Alejo Montero, Luis Amarilla; Nicolas Garayalde  y Santiago Rodríguez.

A los 21 minutos del segundo tiempo dejó la cancha Luciano Tilger e ingresó Álvaro Barreal. A los 25 minutos entró Florián Monzón por Rodrigo Cáseres, y a los 34 minutos el último cambio fue Franco Vega por Alejo Montero.

Hoy, con el empate ante Arsenal, se posiciona en el puesto número 22 de la tabla con 18 puntos. El próximo partido que deberá disputar Vélez será ante Estudiantes de La Plata.

Aylén Nicolini

aylen@somosvelez.com.ar

@AylenNicolini

NO GANA FINALES

NO GANA FINALES

 

Una vez más Vélez desperdició la chance de alejarse un poco de la zona de descenso. Se enfrentó con un rival prácticamente descendido y no pudo ganar, ni mostrar en cancha los 20 puntos que lo separan de Arsenal, su rival de la última fecha.

El Fortín demostró nuevamente los problemas que tiene al enfrentar equipos con los que pelea la permanencia y que entienden estos partidos como finales. “La situación de Vélez no da para elegir si estoy bien o mal. El partido no se prepara distinto a otros, sí la cabeza del jugador es diferente. Acá hay que ganar” había declarado Heinze en la previa al encuentro del domingo, en relación a cómo se viven este tipo de partidos. Sin embargo Vélez volvió a fallar en un mano a mano, un hecho que se repite en los últimos años.

Si se toman la Superliga en juego y el Torneo 2016/17, los campeonatos en los que más apremiado estuvo Vélez con el promedio, se pueden analizar unos 15 duelos contra “rivales directos” de los cuales se contabilizan seis empates, cuatro derrotas y apenas cinco victorias. En el inicio del 2018 se sufrieron las caídas con Chacarita, que ganó apenas tres encuentros en todo el torneo, de visitante y ante Patronato en el Amalfitani, sumado al último empate contra Arsenal en Sarandí. Estos resultados adversos se suman a la caída ante Huracán cerca del fin de año pasado, en el debut del Negro Gómez como técnico. Mientras que con Omar De Felippe en el banco Vélez acumuló empates: Aldosivi y Patronato como visitantes, Huracán, Quilmes y Temperley como local, todos en el campeonato 2016-2017. En todos ellos el punto fue poco, en especial porque el Fortín no se animó a ir por más.

En el breve paso del Negro Gómez por la Primera división está la última alegría en esta clase de partidos y fue el triunfo por 3 a 0 a Olimpo en Liniers, cerrando el 2017. La victoria ante Tigre 3 a 0 como visitante en la primera fecha de la Superliga cobró valor a medida que el Matador fue cayendo en la tabla. Lo mismo ocurrió con la goleada por 5 a 1 a Sarmiento en el Amalfitani, partido con el que el conjunto de Junín descendió en la temporada 16/17. La victoria ante Olimpo en Bahía Blanca, con el gol de Zabala y sosteniendo el resultado todo el segundo tiempo, fue de las pocas “finales” que se disfrutaron como tal.

A Vélez le quedan dos cruces como estos en la Superliga, Temperley en la fecha 25 y San Martín de San Juan en la 26. Pelear la permanencia también implica saber jugar estos partidos, ante rivales que por nombre no motivan pero con los que no se pueden ceder más puntos.

 

 

Alejandro Germino
ale@somosvelez.com.ar
@alegermino