Etiqueta: Carlos Ischia

DEBÍA SER PRÁCTICO

DEBÍA SER PRÁCTICO

El torneo Apertura 2002 fue uno de los tantos en los que Vélez no estaba para pelear la punta pero tampoco la parte baja de la tabla. Muchos juveniles y variantes hicieron que el equipo tuviera rachas positivas y otras negativas en el mismo campeonato. Llegó a la 9° fecha luego de tres partidos sin victorias y visitó a Unión que sólo había caído ante Boca en la segunda jornada. 

El equipo de Carlos Ischia fue: Sessa; Dudar, Fuentes, Uglessich; Ladino, Falcón, Bustos, Jonás Gutierrez; Gracián; Valdemarín y Darío Husain. El Fortín comenzó mejor y dominó los primeros minutos, pero sin ser avasallante. Un error de la defensa de Unión le permitió a Valdemarín estar cerca de marcar el primero, pero su remate dio en el travesaño. Con el paso de los minutos apareció en Unión el Mago Capria y el Tatengue controló mejor el partido, pero en esos momentos apareció el Gato Sessa para salvar a Vélez.

El segundo tiempo tuvo un desarrollo similar. En un partido mediocre Vélez era un poco más y llegó al gol a través de un cabezazo de Lucas Valdemarín, tras un tiro libre del Tano Gracián a los 15 minutos. La última media hora el Fortín le cedió la pelota a Unión que no logró inquietar demasiado y así Vélez volvió al triunfo.
Un equipo con ganas de meterse en la pelea pero sin ser candidato fue a Santa Fe y logró un valioso triunfo para salir de una racha negativa. Cualquier parecido con la actualidad es coincidencia.

 

Alejandro Germino
@alegermino

CORTÓ LA MALA RACHA

CORTÓ LA MALA RACHA

Vélez llegó a la 14° fecha del Apertura 2002 habiendo sumado un solo punto de los últimos 9 en juego. En un torneo muy irregular, el triunfo ante Gimnasia en el Amalfitani le permitió al Fortín mantenerse en zona de Copas.

Aquella noche Carlos Ischia realizó varias modificaciones y paró el siguiente equipo: Leyenda; Pellegrino, Fuentes, Uglessich; Jonas Gutierrez, Cubero, Bustos, Centurión; Patricio Pérez; Valdemarín y Nanni. El partido comenzó complicado con un remate de Muller en el travesaño, pero a los cinco minutos apareció Fabián Cubero para marcar su primer gol con la camiseta fortinera, con un remate de media distancia que se coló en el ángulo derecho de Olave. Poroto todavía era volante central y pocos se imaginaban que terminaría siendo la figura que es hoy en día. A los 23 minutos apareció el goleador que ya daba que hablar en Vélez, Nanni aprovechó un error defensivo y marcó el 2 a 0 que le dio tranquilidad al Fortín.
En el segundo tiempo el equipo de Ischia estaba para golear pero falló en la definición y le dio la posibilidad a Gimnasia de descontar a través de un tiro libre de Choy González. A falta de 10 minutos Centurión aprovechó otro error defensivo del Lobo y habilitó a Nanni que otra vez amplió la ventaja.

En una etapa de renovación el Fortín encontró en el Amalfitani un lugar donde recuperarse y darle una alegría a su gente. Una vez más Vélez busca la recuperación en casa para volver a pensar en cosas importantes

Alejandro Germino
@alegermino

CON LAS JOYAS DEL CLUB

CON LAS JOYAS DEL CLUB

En el Apertura 2002 Vélez tuvo una racha de victorias que incluyó un triunfo en Córdoba, ante Talleres, con una gran actuación de una de las promesas que aparecía por aquellos años: Pablo Pérez.

El equipo de Ischia no había conseguido buenos resultados al inicio del torneo, pero luego hilvanó dos victorias antes de llegar al entonces Chateau Carreras por la quinta fecha. Aquella noche el Fortín formó con Sessa; Dudar, Fuentes, Uglessich; Falcón, Bustos, Somoza, Jonás Gutierrez; Pablo Pérez; Nanni y Darío Husaín.

El encuentro comenzó parejo, con Somoza controlando la pelota en la mitad de la cancha y con el despliegue de Gutierrez y Falcón por las bandas. Pero el destacado de la jornada fue Patricio Pérez que con sus 17 años, atrevimiento para encarar y buena distribución del balón, hacía funcionar a todo el equipo. Sin embargo el equipo carecía de profundidad y no generó grandes situaciones de riesgo.

Los goles llegaron al final. Como el partido seguía trabado, la pelota parada fue la mejor arma para romper la paridad. Un tiro de Pérez encontró al Flaco Nanni listo para convertir a los 28 del complemento. Con más espacios, el equipo de Ischia pudo definir el partido pero falló en la definición hasta que Valdemarín aprovechó otra habilitación de Pérez y liquidó el partido a falta de cinco minutos.

Ischia daba sus primeros pasos como técnico en un Vélez juvenil que mostraba destellos de muy buen fútbol. Aquel inicio de campeonato le permitió al Fortín estar cerca de la cima tanto en el apertura como en el clausura siguiente.

Alejandro Germino
@alegermino