SUFRIR PARA FESTEJAR

 

La ley de todo hincha de Vélez es sufrir, no importa la instancia, la fecha, el partido o lo que sea, lo importante es que después el sufrimiento valga la pena. Hace minutos, Vélez enfrentó al siempre difícil Belgrano en un Estadio Mario Alberto Kempes con un pésimo estado del campo de juego. El partido arrancó complicado con “el pirata” presionando como demanda la localía, y luego de un tiro libre en el que la suerte jugó a nuestro favor pegando en el travesaño, Pavone recuperó la pelota en la mitad de la cancha, jugó para Correa que descargó para Toledo, el zurdo la cruzó para Alvarenga que no hizo más que empujarla y así poner en ventaja a Vélez apenas en 4’.

 

 

Belgrano siguió buscando y luego de un remate de Óbolo que volvió a dar en el travesaño y se la dejó servida a Aguerre, el 1 sacó rápido, Lema no se entendió con su compañero y se la dejó servida a Mariano Pavone para que defina por encima de Olave y así estirar la ventaja. En apenas 10’ Vélez ganaba 2-0 y la historia parecía no ser tan complicada. El primer tiempo se resume en un Vélez que fue eficaz en sus situaciones de gol, con la que esperemos no sea un lesión grave en el aductor de Pavone y con un Belgrano que no tuvo suerte ya que el travesaño se lo impidió 3 veces.

 

El complemento no arrancó distinto, a los 3 minutos, luego de una pifia de Blas Cáceres, Coco Correa estampó el 3-0 con una impresionante volea que Olave no pudo contener y se metió en el ángulo izquierdo.

 

 

Todo parecía comodidad y hasta lo que podía ser una goleada más amplia, pero como dije al principio, la ley nuestra es sufrir, y por una expulsión de Alvarenga (algo exagerada la tarjeta pero tampoco se justifica la actitud del juvenil), Vélez empezó a meterse atrás y Belgrano encontró el descuento de cabeza a los 23 minutos por medio de Bolatti luego de un tiro de esquina. Bassedas formó una línea de 5 con el ingreso de Emiliano Amor, Vélez con uno menos necesitaba cuidar el resultado pero aun así tuvo situaciones de gol para ampliar. Belgrano se venía con todo y a los 42 se puso a tiro del empate, luego de un impulso de Márquez, Amor perdió la marca de Lema y el central definió para poner el 2-3. Alan Aguerre se puso el traje de héroe luego de algunos errores que lo pusieron en duda con la gente los últimos partidos y sacó tres pelotas impresionantes de gol. Vélez aguantó como pudo y se llevó los tres puntos para Liniers.

Con éste resultado, Vélez queda 4to con 12 puntos en la tabla de posiciones, recordemos que todavía nos queda un partido contra Quilmes que se jugará el próximo domingo, a no desaprovechar la cantidad de puntos que perdieron San Lorenzo y Rosario Central éstas últimas fechas…

 

Axel Civetta

axel@somosvelez.com.ar

@AxeelCavs

 

Deja un comentario