SIN RUMBO Y UN HORIZONTE OSCURO

SIN RUMBO Y UN HORIZONTE OSCURO

Vélez le regaló el empate con un penal infantil a un Huracán insistente y de esta manera dejó en el camino dos puntos clave con respecto a la lucha por no descender tanto este campeonato como el próximo. Preocupante.

Pocos minutos faltaban para el final del partido que hubiera significado una victoria importantísima frente a un rival directo, sin embargo nuevamente apareció el gran problema que presenta Vélez desde hace tiempo: los errores propios no forzados mencionándolos en términos del Vóley.

El penal cometido por Assmann debido a una desatención garrafal de la defensa fortinera mal posicionada, es una muestra muy clara de estas equivocaciones. Porque el arquero experimentado tuvo que salir a cortar al delantero del Globo antes de que pudiera patear hacia su arco, por lo cual llegó a destiempo derribándolo.

Si bien, el Fortín aún con sus limitaciones había realizado un buen primer tiempo, en la segunda etapa se desdibujó otorgándole la posesión de la pelota a Huracán que sin brillar terminó encontrándose con un empate por el cual hizo méritos para conseguir. En consecuencia, De Felippe no logra encontrar la regularidad de un equipo con jugadores que cómo aseguró en la conferencia de prensa “les cuesta jugar en Vélez”.

Asimismo, el próximo compromiso será este viernes en Avellaneda frente a un Independiente a punto desde lo físico en contraposición al conjunto velezano que netamente tendrá un solo día hábil, entre los tiempos de descanso, para preparar el partido trascendental contra el Rojo en busca de la levantada.

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario