SIN REACCIÓN DE LOCAL

 

Vélez perdió por 2 a 0 con Independiente y acumuló su tercera caída consecutiva en el Amalfitani. El equipo de Liniers no gana de local desde la fecha 5 frente a Gimnasia, haciéndosele toda una odisea poder conseguir puntos en su cancha. El Fortín no supo aprovechar el envión anímico de la victoria en Rosario para sumar puntos en su casa ante su gente.

Vélez había comenzado bien el partido circulando la pelota por todo el frente de ataque y con algunos remates que se fueron cerca del arco defendido por Campaña. Sin embargo con el error garrafal de Assmann producto de la lesión en su hombro en la jugada anterior, el conjunto de Avellaneda encontró el gol tempranamente en los pies de Ortíz y a partir de allí fue todo para la visita, que con mucho juego asociado y atacando con varios hombres le complicó la vida a la defensa fortinera que en simultáneas ocasiones quedaba mal parada y mano a mano con los jugadores ofensivos del Rojo. En consecuencia, el local mostraba grandes problemas a la hora de retroceder cuando perdía la pelota, los volantes tampoco ayudaban y el visitante aprovechaba esos errores para lastimar al Fortín pero faltándole contundencia en los últimos metros.

07

En la segunda etapa la historia no cambió mucho ya que Vélez salió dormido al campo de juego y a los pocos minutos, Bella marcó en zona un lateral, perdiendo la marca de Fernández que le ganó la posición desbordando por derecha y lanzando el centro al medio para que Rigoni entrara por el medio de Giannetti y Cubero para poner el 2 a 0 definitivo. Ya con la ventaja de dos goles, Independiente fue amplio dominador del partido, atacando como quiso e incluso desperdiciando ocasiones claras de aumentar el marcador que fueron bien resueltas por el ingresado Aguerre. Además, el mérito del rival estuvo en el planteo táctico de Pellegrino, porque cuando sus dirigidos perdían la pelota se paraban con dos líneas de cuatro bien cerradas y compactas presionando en campo propio anulando por completo al conjunto Velezano que en ningún pasaje del partido mostró actitud o rebeldía para ir en busca del empate y/o descuento. Los volantes ofensivos Alvarenga y Toledo no gravitaron porque les pusieron doble marca controlándolos bien. Al Fortín no se le cayó idea y tampoco funcionaron los cambios de Romero por Asad y Delgadillo por Stelcaldo, el equipo estuvo desarticulado y bajo anímicamente, pagándolo muy caro con otra derrota en el Amalfitani y complicándose con los promedios, porque el torneo es así ganas un partido y tenés un poco de aire pero perdes otro y estas complicado, en cuanto a la situación actual de Vélez.

En lo que va del torneo no se vio un equipo con una idea clara de juego, Vélez mostró dos caras, una muy buena de visitante, en la cual sacando el primer partido frente a Sarmiento en todos los demás mereció llevarse puntos en su visita a otros estadios. Pero de local, el Fortín presenta una imagen distinta, desde la fecha 5 contra Gimnasia que no puede ganar, perdiendo unidades esenciales para el promedio. Es extraño que el conjunto Velezano no pueda sumar ni hacerse fuerte en su casa, ya que el Amalfitani solía ser un verdadero Fortín y se les hacía difícil a los equipos que lo visitaban llevarse puntos, pero desde hace dos años la historia cambio, quizás la presión de la gente anula a este equipo plagado de jóvenes, cada vez se entiende menos.

Sin embargo, el equipo de Bassedas tiene que dar vuelta la página rápido, porque el viernes recibirán por la fecha de los clásicos a Argentinos Juniors a las 21.15 y es una buena ocasión para revertir la mala racha de local aprovechando que el Bicho aún no pudo ganar y se encuentra peleando el descenso. Para enfrentar a los de Paternal, el DT Fortinero deberá analizar algunos rendimientos como el de Asad y Somoza entre otros para ver cómo será el once inicial que salga al campo de juego. Además, podrá contar con Damián Pérez que cumplió su fecha por suspensión y Mariano Pavone, hombre esencial para este Vélez en formación.

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario