SIN JUEGO NO HAY ATAQUE

SIN JUEGO NO HAY ATAQUE

Alguna vez el gran Marcelo Bielsa dijo: “Cuando el gol no llega, la sensación que tengo no es que hay que poblar más el área sino que hay que manejar más la elaboración para que la pelota llegue al área. Esa es mi inclinación

Y precisamente ese fue el error que se cometió el lunes frente a Belgrano. Entre los 15 y los 26 minutos del segundo tiempo Omar De Felippe mando a la cancha a Romero (15 min), Alvarenga (21 minutos) y Delgadillo (26 minutos) como podemos ver ninguno es un jugador que maneje la pelota, dos extremos para intentar abrir y un 9 de área para jugarle de pivote a Pavone. El cambio además fue posicional ya que Martínez se retrasó para asociarse con Vargas. De esta forma el equipo se encargó de ocupar espacios no de atacar los mismos espacios. Se encontró con 6 jugadores intentando atacar pero sin utilizar el movimiento para generarse los metros de maniobra. Esto se puede hacer solamente con dinámica en los intérpretes. Que el 9 salga unos metros del área para generar el hueco por donde pueda filtrarse un volante.

Con estos cambios y con las variables de un Belgrano que se encontraba ganando y había sufrido una expulsión se diluyo lo que se buscaba. Los espacios se cerraron aún más y El Fortín comenzó a chocar contra la defensa Pirata y contra su propia incapacidad de generar juego.

Si bien es cierto que no contaba con otro tipo de jugadores en el banco y que no los tiene en el plantel el problema de fondo sigue siendo el poco trabajo táctico para situaciones como la del lunes. Era fácil suponer desde la pretemporada de verano ( la más larga en la historia) que Vélez iba a enfrentar a equipos con la característica de juego de Belgrano y ante eso no se ve un trabajo que supla la falta del jugador distinto, ese que sepa elegir por donde atacar y en qué momento hacerlo.

De la misma forma falta trabajo en las pelotas paradas que ante la ausencia de un generador de juego son una forma valida de ir en búsqueda del gol.

Los partidos que le quedan a Vélez son ante rivales que le van a proponer algo muy similar a lo que propuso Belgrano. Está en el DT encontrar la respuesta.

Para cerrar nada mejor que otra frase del gran “Loco” Bielsa que hoy debería estar pegada en el vestuario.

Lo que no podemos permitir es que dejen de luchar. El desborde, el desorden, lo que pase está admitido. Los choques, los bailes… Lo que no está permitido es que dejen de luchar. Si luchan por el objetivo de todos, merecen estar

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

Deja un comentario