REMAR HACIA EL ARCO CONTRARIO

 

“Hoy proponemos una editorial distinta, nuestro amigo y lector Diego Serrano nos envio sus impresiones de la vuelta al Amalfitani y la compartimos con ustedes”

Ayer después de tres meses volvimos a casa para jugar por los puntos, no había otra opción que ganar. Franco, mi hijo más chico y compañero de cancha me dijo que “hoy segurísimo gana Vélez”, así que me quede tranquilo porque los chicos y los borrachos no mienten. Fui contento al club, dejé el auto en el patinódromo como siempre, salude al Beto en el bar del poli, y arrancamos por J. B. Justo para la cancha. El trayecto fue como siempre, familias yendo a la cancha, hermosa imagen.
Llego a la puerta azul, propongo que se le diga “La Giratoria” por siempre, me cruzo con Juan Pablo, gran amigo, estaba Maxi, nuevo amigo, me presentaron al hijo de Petracca, hermoso recuerdo de una enorme persona. Llega mi viejo, con dos costillas rotas quiso ir igual a la cancha, nos comemos una cola gigante para pagar el abono de la sur, pero no importó porque de paso saludamos a Teresa que trabaja en atención al socio, recordamos que ella le sacó la foto a Fran en la cunita para su primer carnet.

Salimos después de abonar y fui a que me entregaran una remera que me gane en un sorteo de la Subcomisión del hincha, nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida, mejor previa imposible.
Al tratar de entrar a la sur nos cruzamos con la manzana podrida que hay que separar para que no se pudra el cajón, un señor amenazando a la gente de la boletería con que si no lo dejaban entrar a la platea sin pagar iba a mandar una carta documento al club, todo porque a “EL” no le habían avisado. Tengo un par de cosas para decirle señor pseudohicha de Vélez, uno: las plateas se pagan en cualquier cancha; dos: si no llego a pagar vaya a la popular; tres: son trescientos míseros pesos por todo un campeonato, a una persona que tiene la capacidad de mandar cartas documento por cosas tan banales seguramente no le representen mucho impacto a fin de mes; y cuatro: piense bien antes de hacer las cosas, impresentable intimar al club de sus amores por semejante pavada ¿no?, si lo viera don Pepe, aparte de cagarlo a pedos le sacaría plata con la alcancía que llevaba a la cancha para comprar ladrillos.

 

vs_olimpo16_77

 
En fin, buena noche con amigos y familia, eso tiene que ser Vélez, siempre, hoy más que nunca. Que el árbol no nos tape el bosque, de esta situación salimos todos juntos remando para el mismo lado o nos hundimos, todos, hasta las ratas. ¡Abrazos velezanos! Un nuevo comienzo, una nueva esperanza, los quiero a todos ahí, remando hacia el arco contrario.

Diego Serrano

@dsscavs

Deja un comentario