¡QUE GANE VÉLEZ Y TODO EL AÑO ES CARNAVAL!

¡QUE GANE VÉLEZ Y TODO EL AÑO ES CARNAVAL!

Así se fueron cantando los fortineros tras el triunfo categórico del Vélez  por 5 a 1 sobre un Sarmiento ya descendido. El equipo de Omar De Felippe mostró su mejor versión de local en lo que va del campeonato.

Impensado un resultado tan abultado desde los papeles, porque Sarmiento a pesar de haber descendido venía de buenas actuaciones como frente a Defensa y Justicia. Sin embargo, Vélez tiene a su ancho de espadas: Mariano Pavone y a un equipo que aún con sus limitaciones de a poco empieza a sacarle provecho a su goleador que no perdona dentro de la cajonera.

Si bien, en el comienzo del encuentro ambos conjuntos se estudiaron prestándose la posesión de la pelota, con el paso de los minutos Vélez se hizo amo y señor de la mitad de la cancha gracias a la claridad de Domínguez y a excepción de alguna jugada aislada fue todo del local.

En consecuencia la apertura del marcador no tardó en llegar: Penel cobró un penal por un agarrón excesivo sobre Zabala que el mejor jugador de Vélez y capitán cambio por gol iniciando la cuenta y derrumbando el planteo de contraataque del Verde. Minutos más tarde Delgadillo amplió el resultado tras una gran habilitación del Monito Vargas, para cerrar el primer tiempo con una ventaja de dos goles.

En la segunda etapa antes de los 4 minutos, nuevamente el Tanque con un remate cruzado anotó el 3 a 0 parcial y goleada. Sin embargo, como le ha pasado en varios partidos, los dirigidos por Omar De Felippe bajaron la intensidad otorgándole el protagonismo al visitante que no perdonó y descontó mediante un córner a través de Scifo, poniéndole un final abierto al encuentro.

De todas formas, Vélez estaba en su noche ideal porque sobre el final el incansable Pavone mano a mano, eludió a Burrai y estiró la ventaja a cuatro goles. Ya en el tiempo de descuento Romero sentenció el 5 a 1 con un cabezazo bien dirigido después de un centro del Burrito Martínez.

Vélez superó a Sarmiento con claridad y categoría a pesar de que el rival no propuso mucho, pero que el árbol no tape el bosque restan mejorar cuestiones tácticas sobre todo defensivas. De igual manera, el triunfo será clave en lo anímico para encarar el próximo partido ante un contrincante mejor armado que los de Junín y en un reducto complicado de pocos espacios.

 

Juan Manuel Meza Coronel
jmanuel@somosvelez.com.ar
@MezaJM12

Deja un comentario