PRIMER EMPATE: UN PUNTO QUE SUMA

 

Pasado unos días del empate de Vélez 0 a 0 con River Plate, el sábado en lo que fue la visita al Monumental. Desde Somos Vélez te contamos y analizamos el desarrollo del encuentro, lo que dejó y lo que se viene para el Fortín

En los primeros minutos, con la posesión y circulación de la pelota Vélez fue claro dominador por sobre el conjunto local que plagado de juveniles debutantes no hacía pie en la mitad de la cancha. El visitante aún con sus limitaciones se las arreglaba para generar ocasiones claras de gol lastimando a su rival; entre ellas un cabezazo de Alvarenga y un desborde de Toledo que el defensor Carreras alcanzó a desviar cuando Romero la iba a empujar adentro del arco.

Sin embargo, como ya le ha sucedido a lo largo del torneo, por falta de experiencia o irresponsabilidad, el Fortín antes de llegar a la media hora se quedó con 10 debido a una nueva expulsión de Grillo por doble amonestación perjudicando a sus compañeros y a la labor del cuerpo técnico. En consecuencia, el equipo Velezano tuvo que cambiar su planteo táctico: con el ingreso de Amor (para cubrir el hueco de 6) por Alvarenga, Bassedas resignó la banda derecha para rearmar la defensa y Cubero perdió su rueda de auxilio. A partir de allí, el visitante comenzó a recurrir al pelotazo a Romero, pero no le funcionó ya que el Tigre perdió en todas con Mammana.

En la segunda etapa Bassedas decidido a mantener su arco en 0 metió y cerró al equipo atrás para aguantar las embestidas del local, también mandó a la cancha a Tripicchio por Romero, para tapar las subidas del Pity Martínez y ayudar al Poroto en la banda derecha. Además Desábato y Somoza sin salir lejos quitaban y distribuían sin abusar de las infracciones. Resignado el ataque Fortinero, Gallardo hizo debutar al pibe Andrade y posteriormente fue todo del Millonario que adelantó sus líneas (por momentos jugando con 3 en el fondo) para tratar de abrir el cerrojo que habían armado en el fondo los de Liniers. Sin embargo Vélez marcaba mal en las pelotas paradas y River pudo haber convertido; primero con un cabezazo de vega que dio en el palo derecho y el segundo un remate de Andrade que se estrelló en el mismo poste. Por el lado del conjunto Velezano, con la salida del extenuado Toledo y el ingreso de Servetto volvió a recurrir al pelotazo e incluso tuvo algunos contraataques pero que fueron manejados mal por Cáceres que en defensa fue uno de los que más corrió pero en ataque tuvo malas resoluciones.

02

Vélez obtuvo su primer empate en una cancha que siempre le cuesta, ante un rival que no llegaba de la mejor forma (resistido por su gente) pero que siempre te puede complicar. Si bien es un punto que suma para el promedio, de no haber sido por la expulsión, quizás el Fortín se hubiese llevado algo más ya que 11 contra 11, los juveniles de River mostraron dudas a la hora de defender en los contraataques, táctica con la cual el  equipo de Bassedas le genera mayor peligro a los rivales.

Vélez quedó lejos de los punteros, pero está claro que su principal objetivo es sumar un colchón de puntos para la temporada que viene. Quedan 3 finales para el equipo de Liniers, la primera contra Colón el sábado a las 16 en el Amalfitani, la segunda frente a Banfield en el Sur (Sábado a confirmar) y la tercera frente a Patronato en su casa (a confirmar).  En dichos partidos se podría contar con los regresos de Pavone, Correa y Zabala para que Bassedas pueda armar su once ideal con lo que tiene.

 

Juan Manuel Meza Coronel

juanm@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario