PREMIO AL ESFUERZO

PREMIO AL ESFUERZO
Si hay una historia ideal para el cine, es ésta. La de un club que se hizo bien de abajo, con esfuerzo propio y sin ayuda de nadie. Pensar que hace 107 años, ahí en la estación Floresta, se empezó a gestar la vida de una institución gloriosa y enorme.
El 1 de enero de 1910 nació el Club Atlético Vélez Sarsfield. Desde un principio mostró la suficiente determinación para que vea el fútbol argentino que no iba a ser un club más. La canchita de Basualdo, el primer partido en el país con luz artificial. El descenso que llegó, pero que sirvió para volver a Primera División más fuertes que nunca con Don Victorio Spinetto como abanderado del Fortín durante tanto tiempo. La mudanza al barrio de Liniers, donde se construyó con los años uno de los mejores estadios del país. El primer subcampeonato, en 1953, con un equipo plagado de figuras como Huss y Allegri que dejaron todo pero fueron perjudicados ante River, que a la postre fue campeón.
Luego el primer grito. La primera vez. El bendito Nacional 1968 que abrió las puertas de todos los demás campeonatos que luego llegaron. Pero también las puertas de 25 años de frustraciones. Una generación entera que no podía ver a Velez otra vez festejando. Pero volvió Carlitos Bianchi, y con la figura de José Luis Chilavert en el arco la historia cambió. Campeones en 1993 para luego dar la vuelta en América y en el mundo. El Virrey le enseñó a ganar a Vélez, y ya nada volvió a ser lo mismo. 15 estrellas en 24 años. Incluso habiendo terminado la fabulosa década del 90, para volver a reinventarse y ser campeón en 2005, 2009, 2011, 2012, 2013 y 2014.
La historia futbolística es maravillosa, pero la institucional no se queda atrás. Un polideportivo de primer nivel. La Villa Olímpica, siempre marcada como un lujo por futbolistas que pisaron el viejo continente. Don Pepe Amalfitani: nada podría haber sido posible sin su figura. Vélez creció a pasos agigantados desde su primer minuto de vida. A puro esfuerzo para no ser pisoteado por los colosos del fútbol argentino. El Fortín se instaló entre los más grandes del país y ahí se va a quedar.
Ni un paso atrás, Vélez.
Guido De Bella
guido@somosvelez.com.ar
@guidomdebella

Deja un comentario