POR EL CAMINO DEL FÚTBOL

POR EL CAMINO DEL FÚTBOL

Juega por abajo y trata de no revolear la pelota. Toca y toca para que el público velezano se levante y festeje como pocas veces en el último tiempo. Más allá de llevar varios partidos invicto lo que invitó al hincha a esta alegría fue la forma de juego del equipo en un segundo tiempo perfectamente trabajado.

Lo importante principalmente es que Vélez mostró dos facetas diferentes en el mismo encuentro e incluso en relación a los anteriores. El conjunto de Omar De Felippe se encuentra muy cómodo dejándole la pelota al rival y atacando de contra. Así, de hecho, fue el enorme golazo de Maxi Romero con centro de Federico Andrada tras un pase milimétrico del Monito Vargas. También de esa forma, agarrando al rival mal parado, se dieron los gritos contra Tigre.

Pese a esto, ante Atlético Tucumán, el elenco de Liniers demostró también poder hacer un trabajo de pelota. En el complemento la manejó de gran manera, controló el encuentro y generó varias situaciones de gol que nacían, sobre todo, en los pies de Vargas.

A nivel colectivo el equipo fortinero se muestra cada vez más firme y convencido de lo que busca. Pero las individualidades son las que ayudan al trabajo del director técnico. Alan Aguerre está en un gran nivel. Lautaro Giannetti se afirma partido a partido. Leandro Desábato le da la tranquilidad necesaria a Santiago Cáseres para que la rompa. El Mono Vargas le pone la cuota de fútbol y arriba aparecen los goles de Maxi Romero o de Fede Andrada, que se acomodó bárbaro al club.

Los jugadores están metidos. El cuerpo técnico está haciendo un buen laburo. La idea llega cada minuto más a la cabeza de los jugadores y en el campo de juego se nota. Vélez sabe a lo que juega y lo hace bien. Será momento de acomodar algunas piezas en defensa para terminar de ser un equipo más completo, pero el camino es este. El camino es el indicado.

 

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella

Deja un comentario