NO IMPORTA EN QUE CANCHA JUGUEMOS

La gente de Vélez, como lo hizo a lo largo de este año, demostró que está a la altura de la situación complicada en la que se encuentra la institución y nuevamente llenó la tribuna visitante del Minella. Cerca de 8500 fortineros nos acercamos a la ciudad de Mar Del Plata para alentar al equipo de Omar De Felippe frente a Aldosivi.

Ya desde el viernes por la noche entre los miles que se dirigían a pasar el fin de semana largo en los balnearios de la costa argentina, se encontraban los hinchas de Vélez que vimos la oportunidad de ver al equipo de nuestros amores y de paso aprovechar unos días de playa en la tierra del Poroto Cubero. La misma continuó durante el día sábado con mayor intensidad.
Sin embargo, la gran marea de fortineros transitando la famosa “Ruta 2” se dio a lo largo de la mañana del caluroso domingo, ya que en los paradores de camino a Mar del Plata, como la conocida “Atalaya”, las camisetas tricolores y con la “V” en el pecho se veían como si fuese el parador de San Nicolás (cuando se viajaba con rumbo a Santa Fe o Córdoba) o el mismísimo “Desaguadero” en la entrada de Mendoza. Además, la interminable caravana de micros que salieron desde la sede repletos de hinchas, le pusieron color a la ruta.

Asimismo, en “La Felíz” los velezanos que llegamos en las primeras horas del domingo sumado a los que estaban instalados allí, nos reunimos en la playa San Sebastián que, para el mediodía, ya se había teñido por completo de azul y blanco. Si bien se esperaba la llegada de los micros del club al balneario antes mencionado, los mismos no pudieron llegar a tiempo por demoras del operativo policial en la organización.
En consecuencia fueron directo para el estadio, en el cual se encontraron con la caravana de autos que venía desde la playa por la Avenida Independecia y toda la gente que se acercó por su cuenta al lugar.
Ya dentro del José María Minella, los velezanos copamos toda la tribuna visitante y desde la previa alentamos sin cesar a los dirigidos por Omar De Felippe; sobre todo después de la expulsión de Caire, donde entendimos que era el momento para empujar al equipo a pesar de la circunstancia adversa. Así fue que los jugadores se contagiaron del grito de los hinchas, en una muestra de gran actitud y compromiso, yendo a buscar el triunfo en especial luego de quedar en igualdad numérica de futbolistas. Pese a esto no se logró ganar, pero sí llevarse un punto clave si se tiene en cuenta que varios de los de abajo perdieron.
Y en este empate tuvo mucho que ver el apoyo de la gente, la que siempre hace el esfuerzo para no faltar y la que estará, como dice el tema “en todo momento” donde juegue la “V” en el pecho, sea quien sea el que la lleve puesta; sobre todo en esta situación poco favorable que muchos prefieren no aceptar, pero nosotros sí lo hacemos y estaremos junto a Vélez porque este amor se explica solamente con el corazón.

Juan Manuel Meza

@MezaJM12

Deja un comentario