MEJOR UNO QUE NINGUNO

MEJOR UNO QUE NINGUNO

 

Vélez logró un empate faltando muy poco para el final con mucha actitud y sentido de pertenencia.

Podrían haber sido tres puntos, pero nos dormimos y casi nos vamos sin nada. El punto no es valioso, pero suma. Al menos para estirar la ventaja con los de abajo y poder pasar en un futuro, ojalá no muy lejano, a Tigre.

Vélez arrancó muy bien un partido, que repetimos, podría haber sido ganado; o al menos eso parecía desde un primer momento. Sin dudas, la presencia de Federico Beligoy condiciono el partido. Desde el vamos el árbitro inclinó la cancha a favor de Rosario Central, que debió haber jugado con uno menos por un planchazo increíble de Zampedri a Rigamonti que quedó casi en KO, y lo increíble es que ni siquiera fue amonestado.

Sin dudas, no fue el partido de Mauro Zárate. Nada que reprocharle a Gabriel Heinze hoy, que acertó con los cambios. El partido de Mauro fue muy pobre, no generó situaciones y le sacó muchas pelotas a sus compañeros que tenían servidas. Tampoco lo fue el de Joaquín Laso que volvió a la defensa titular para sustituir a Cubero. Estuvo muy impreciso y dejó mal parado a Rigamonti en el segundo gol. Igualmente, al final se lo vió preciso en el juego aéreo. Buen partido pero no como nos venía teniendo acostumbrados del peruano Luis Abram, podría haber dado más. El que volvió bien fue Gastón Díaz, regresó como capitán y actuó de muy buena manera alternando en defensa y ataque al igual que su compañero en el sector izquierdo, Francisco Ortega. Excelente partido de Pancho que mostró mucha actitud, ojalá se pueda afianzar un poco más y ser parte del once inicial.

Tarea difícil pero cumplida de los volantes centrales. El Canalla quiso jugar mucho en mitad de cancha y complicó a veces al Fortín, quien igualmente superior. Buen cotejo de Lucas Robertone que se sumó al ataque de a ratos, al igual que Nico Dominguez quien asistió a Rodrigo Salinas para convertir el gol del empate. Como siempre, bien Santy Cáseres, mucho sentido de pertenencia. Tan es así que se retiró entre lágrimas y bronca por no haberse podido llevar los tres puntos. No mucho para decir sobre Guido Mainero que colaboró en el juego sobre el final del encuentro.

A mi gusto, gran primer tiempo (si no fue el mejor) de Agustín Bouzat. Encaró, se mostró rebelde, peleó todas y hasta pateó más de una vez al arco. Y sin dudas, la figura se puede discutir entre el Monito Vargas y César Rigamonti, que salvó más de una vez a Vélez. Lo único para reprocharle a Vargas es quizás su posición, muy pegada a la línea.

El próximo encuentro será contra Arsenal en Sarandí, que solamente ganó dos partidos en lo que va del torneo y obviamente se encuentra último. Velez jugará con este peso seguramente, y se tendrá que mostrar tranquilo para “no comerse el verdugo”.

Ramiro Boz

ramiroboz@somosvelez.com.ar

@ramiroboz