MANO A MANO CON DE FELIPPE: “HOY POR HOY EL FUTURO ES LO INMEDIATO”

MANO A MANO CON DE FELIPPE: “HOY POR HOY EL FUTURO ES LO INMEDIATO”

 

En el día de ayer, nuestros compañeros Martín Acuña y Diego Bragaña tuvieron el placer de entrevistar en un excelente mano a mano al DT Fortinero Omar de Felippe. El reportaje tuvo lugar en la Villa Olímpica tras la conferencia de prensa brindada por el entrenador y de cara a lo que será el partido de este domingo por la tarde ante Banfield en el Florencio Sola. Y por la riqueza de la charla y los conceptos del DT decidimos transcribirla tal como fue y acompañarla del audio. Esperamos que la disfruten como nosotros.

SV – Tercer semana de trabajo y con un partido encima: ¿Qué pequeño balance se puede hacer desde lo futbolístico y si el rendimiento ante Colón se asemeja a la idea que Ud. tiene para su equipo?

OF – Si, la verdad que para nosotros es muy positivo -ya es positivo estar dentro de Vélez, siempre digo que soy un agradecido por ello- y aprovechando todos los días de trabajo para ir conociendo a los jugadores y que conozcan la idea. Contra Colón hicimos cosas interesantes por momentos, nos faltó continuidad en el juego (sobre todo en el segundo tiempo) y perfeccionar algunas cosas, algo que lleva un tiempo. Sabemos que no se forma un equipo de hoy para mañana. Hay que tener la tranquilidad y la confianza, esto se aliviana por la buena predisposición que tienen los jugadores. Repito que no estaban conformes con el nivel de resultados que se venían obteniendo y los chicos están metidos y asumiendo este inconveniente tratando que las cosas mejoren.

SV –Recalcabas que habías hecho algunos retoques del sistema que tenía Bassedas y querías implementar algo más que ibas a hacer con el tiempo. ¿Podes adelantar algo de esta cuestión?

OF – No es algo distinto sino que conociendo a los chicos con el tiempo vamos a ir implementando variantes. Uno conoce a los más grandes, a los que tiene más trayectoria. Pero no dejamos de lado a los chicos que tienen sus condiciones y a partir de ahí si ellos siguen creciendo y rinden al momento de jugar, estarán adentro y quizás a partir de ahí veremos otras posibilidades. Consideramos que con nuestra llegada tratamos de darle confianza a un grupo de jugadores porque no hay mucho tiempo para preparar los partidos. Tuvimos el parate por las Eliminatorias,  pero ya es semana a semana y se tiene que estar en el partido que viene. Hay que tratar de conseguir resultados en este corto trayecto, no es que tenemos una pretemporada para trabajar tranquilamente. Estamos en lo inmediato y trataremos que el cambio realizado no afecte a los jugadores y hacer las cosas simples para generar confianza y que se consigan los tres puntos que necesitamos.

SV – El martes pudimos ver que hacías hincapié en hablar con los más grandes. Hablaste con Barcos, con Cubero buscando referencias ¿Es un método tuyo?

OF – No solo hablo con los más grandes, trato de hablar con todos. Hoy hablé con el Coco Correa, con Alvarenga y también con Cáceres. No es una cuestión de edad de los grandes y los chicos, me gusta estar cerca para reafirmar conceptos más que nada, tener en cuenta que el partido que viene no es el mismo partido que el anterior. Tratamos de reafirmar una idea para que los jugadores empiecen a tener esa confianza y tratar de prevenir lo que les va a pasar el fin de semana. Eso es lo que tratamos de hacer, tener cuidado con el rival pero lo más importante es lo que nosotros vamos a proponer. Siempre digo lo mismo: nosotros vemos al rival pero lo más importante es lo que Vélez se atreva a hacer cada partido.

SV – ¿Estás trabajando con Fausto Grillo sobre las proyecciones? Sabemos que su naturaleza es ser central pero viene trabajando bien de lateral y hasta se anima a pasar bastante al ataque.

OF- Si, hablamos en la semana para que entienda los tiempos de pasar al ataque y cuando no, es un chico que tiene muy buena personalidad, siempre de buen humor. Trata de mejorar y eso es muy valorable en el jugador de futbol. Muchas veces esa actitud positiva es importante en la cancha. Tiene sus condiciones y es lo que tratamos de hacer, darle confianza para que pueda explotar todo el potencial que tiene. Fausto tiene muchas condiciones para que se atreva a mejorarlas. También puede jugar de central, un jugador no tiene que jugar en una sola posición porque hay que armar un banco de suplentes con jugadores que ofrezcan alternativas y puedan desenvolverse en dos o tres lugares, lo que nos ayuda a nosotros si tenemos que hacer un cambio desde lo táctico dentro de la cancha.

SV – Uno de los objetivos que nombrabas es tratar de llegar a fin de año con la mayor cantidad de puntos posible y a fin de año ver que necesita Vélez.

OF – Si, para mí el primer objetivo es afianzar la forma y que el jugador pueda sentirse bien en cada partido, salir a jugarle de igual a igual a cualquiera. Esa es la idea que tenemos. Obviamente entendemos que hay que salir a sumar puntos. Hoy la situación así lo requiere por lo tanto para mí el objetivo primario y fundamental es ese. Pienso semana a semana: hoy es Banfield y después vendrá Talleres. La idea es perfeccionarnos, recuperar gente y que cada vez podamos ser un poco más intensos. Me gustó lo de Colón pero vi que faltó intensidad en muchos lugares, hay cuestiones a mejorar que son inmediatas sin pensar de acá a fin de año. Después si se pensará a futuro pero hoy por hoy el futuro es lo inmediato.

0

SV – Uno de los puntos que remarcamos en el análisis fueron los retrocesos contra Colón que nos pareció que el equipo quedó mal parado, ¿lo están trabajando eso?

OF – Más que retroceso es donde y como perdés la pelota. Mucha gente habla de retroceso pero si vos tenés imprecisión en el inicio o el primer pase después de recuperar la pelota no hay retroceso rápido que puedas hacer porque perdés la pelota en un lugar de la cancha donde quedan expuestos los defensores. Yo lo hablo más con la gestación de juego, tratar de llegar a tres cuartos de cancha y que haya un cambio de ritmo y si se puede finalizar en gol o afuera el retroceso no preocupa. El tema es cuando se pierde la pelota en la gestación en lugares de la mitad de cancha o por imprecisión o por jugar donde hay presión del rival. En los momentos que pudimos abrir la cancha y fuimos por los costados no tuvimos problemas con el retroceso porque sos el que manda.

SV – ¿Es por eso que ubicaste a Canteros al lado de Somoza?

OF – Si, es el lugar donde mejor se siente, estuve hablando con él y me gustaría que juegue más adelante porque tiene buen pie y mucha visión de juego pero hoy lo primordial es que el jugador rinda donde se sienta más cómodo. A partir de esa comodidad y de los buenos resultados, si llegan, te podés atrever a otras cosas pero cuando el jugador no está seguro ponerlo en un lugar que le genera inseguridad no es bueno. Debemos tener calma y a partir de la confianza y de la seguridad atrevernos a otras cosas. Si los jugadores no están con confianza es una carga que por ahí no los lleva a mejor puerto.

SV – Yendo al partido con Banfield. Tenés jugadores, como Caire, Zabala y Díaz, que se proyectan ¿en una cancha chica como la de Banfield cuanto influye el hecho de tratar de abrir la cancha?

OF – El hecho es tratar de tener el control de la pelota, si lo podemos hacer los espacios aparecen. Banfield es un equipo durísimo porque presionan los 90 minutos. Tiene juego con Ervitti, tiene al Tanque Silva (si es que juega), tiene buena altura en las pelotas paradas. Hay cosas que se deben tener en cuenta y a mí me gustaría poder manejar el ritmo de partido y no quedar expuestos porque si no se maneja la pelota y se divide demasiado cada pelota que vuelve nos agarra con el equipo abierto y vamos a tener problemas en la transición porque no se propone juego. Estamos trabajando en todos los aspectos para que el equipo se sienta seguro y que este compacto. Si el equipo es compacto, como les decía ante Colón a Nasuti y Somoza, y tiene tres toques para salir después de recuperar el equipo nunca termina ni de abrirse para jugar ni de cerrarse para defender. Hay problemas en la transición, la elaboración, pasó en un momento el partido, se entiende porque veníamos perdiendo el partido y lo dimos vuelta y, como dije en la conferencia, los minutos posteriores al 2 a 1 no supimos tener la tranquilidad de manejar los tiempos y la pelota y esperar que el rival venga para poder atacarlo. Llego un momento en que hicimos el segundo gol y nos paramos muy adentro del arco y eso no es conveniente.

SV –  En cuanto a los dibujos tácticos y el once inicial, ¿vas a ir variando en cuanto al rival que te toque y la cancha?

OF – A mí me gusta tener una forma que tiene que ver con el control, que el equipo tenga la personalidad para jugar. Después ningún jugador es igual a otro y tratamos de tener la forma de que cada uno se sienta más cómodo para poder rendir. Es raro que si un jugador está bien por una sector lo utilicemos en un sector diferente salvo que, por una necesidad, se lo debe poner por otro sector. Sucede con Caire por derecha, con Cáceres a quien veo bien por izquierda y no tanto por adentro, con Zabala que el otro día rindió muy bien por izquierda. Lo que vemos en Zabala es que los movimientos que trabajamos los hace de forma natural considero que ya los ha podido trabajar con otro entrenador y otro club, son cosas muy simples como saber jugar de frente al arco y no de espalda para que el equipo tenga fluidez. Detalles simples que si no se hacen complican el desarrollo del juego en un momento donde se cree que lo físico está por encima de lo futbolístico. Hay que darle herramientas al jugador para que esté bien parado  y pueda manejar mejor la pelota y tener visión de ataque en lugar de tener que jugar para atrás y tener que dividir la pelota. Son detalles que uno trata de trabajar y con el tiempo, al jugador entenderlo, se siente más cómodo y dinámico.

SV – Más allá del desgarro de Pavone, ¿Qué te aportan Barcos y Romero en tu sistema?

OF – Creo que le aportan mucho al equipo. Primero porque son buenos jugadores, hay mucha experiencia en Barcos que sabe cuándo tirarse atrás, cuando jugar por afuera. Lo que les pido a ellos es generar un tiempo para que el equipo, con un pase, pueda descansar en alguien y a partir de ahí llegar de mejor manera al ataque. En nuestro planteo de juego la idea es que el haya un solo jugador de espaldas  y que sea el nueve, que trate de aguantar y descargar dándole tiempo al volante y al defensor para poder salir. Sino si se dividen pelotas largas es ir y venir constantemente y cuando el equipo se cansa queda muy abierto siendo permeable a las pelotas interiores o exteriores en velocidad por afuera. En ese aspecto estamos trabajando mucho, creo que dos nueve de área pueden jugar pero tienen que tener un trabajo asociado importante porque obligarían a que el rival siempre tenga tres jugadores para defender, teniendo que aprovechar si quedan mano a mano lo cual estamos trabajando. Creo que pueden jugar. Pavone y Barcos, si los dos trabajan los movimientos que trabajamos seguramente van a poder trabajar. Ahora si los dos se quedan parados y aislados del equipo es muy difícil que puedan jugar juntos, hoy en día todos trabajamos, hay salidas desde abajo donde todo el equipo controla la pelota y si los dos se quedan entre los centrales es muy complicado en este futbol de hoy.

SV – Hablabas de cambio de ritmo de tres cuartos hacia arriba y Jorge Correa es uno de los jugadores que le pueden aportar eso a Vélez, el me comentó que está casi recuperado de su lesión y que estaría el próximo partido en Liniers para enfrentar a Talleres.

OF – En realidad lo de Jorge son inconvenientes que tiene y de los que se está recuperando. Yo quiero entrenarlo para que pueda jugar, que entrene y tenga un proceso de trabajo adecuado para que pueda rendir. Eso va a generar confianza en él. Lo que no me permito es entrenar un jugador dos días y exponerlo a un partido en el cual tiene que estar a un 100%, esto es muy claro y lo hacemos con todos no sólo con Correa. Tripicchio estuvo parado ocho días, tendrá que entrenar para ponerse bien y a partir de ahí pelear con otro para volver a estar dentro del plantel. Eso es con todos y creo que está sobreentendido. Te ayudamos poniéndote bien, que estés de la mejor manera y que estés al 100% cuando te toque jugar. No voy a descubrir las condiciones de Correa porque es un gran jugador y lo hemos visto en estos días que ha podido entrenar, por lo tanto ojala se ponga bien porque lo queremos tener adentro y pueda recuperar la confianza para olvidarse de todas las cosas que le pasan y ser jugador de futbol. Pensar solamente en ser jugador de futbol.

3

SV – Yendo a una pregunta más personal, Olimpo, Independiente, Quilmes, tres ascensos, ¿este es uno de los pasos más importantes de tu carrera estar en Vélez?

OF – Si por lo que me toca en este momento, cada equipo tiene sus particularidades, sus necesidades, sus virtudes, sus defectos. Yo creo que el más importante es el que te toca. Cuando me tocó Independiente por lo que significaba y lo que nos tocó vivir era complicado, lo mismo que en Olimpo y lo mismo que en Quilmes con sus cosas porque venía bien. Me voy al EMELEC de Ecuador, algo totalmente distinto porque el equipo era bicampeón, la exigencia era seguir siéndolo, siempre hay una exigencia. En cada momento y lugar al que llegas hay exigencias y metas por cumplir, hoy la situación de Vélez no es a la que estamos acostumbrados, nos toca estar con alguna necesidad de puntos pero no pensamos solo en sumar puntos, sino en poner un equipo competitivo en la cancha y mirar para arriba. Obviamente miramos abajo lo que está pasando pero nosotros siempre decimos que queremos un premio por salir campeón y no por salvarnos del descenso. Es un poco la mentalidad pero hay que mirar el hoy, lo importante es el hoy, el partido que viene, como están los jugadores y que sepan que tienen que mejorar y entre todos trabajar teniendo en cuenta a todos los jugadores que nos toca dirigir.

SV –Como entrenador, ¿tu experiencia en Malvinas, en la guerra, te sirvió de algo para contagiar al grupo, para transmitir al grupo tus vivencias?

OF – Si, por ahí no hablo del tema de Malvinas si no me lo preguntan pero a mí me ha formado y fortalecido mucho.  Soy un optimista por naturaleza y no le tengo miedo a nada en lo que me toque trabajar. Si hay un lugar que es peligroso miro y tomo las precauciones. Pero en cuanto a lo que es mi trabajo, el deporte y el futbol en si hay que intentar todo, ir confiados. Es lo que me pasó en la vida, siempre fui confiado e intenté. Te puede ir bien o no pero tenés que intentar, si te quedás quieto estás perdido. En nuestro caso (se refiere a Malvinas) a pesar de la guerra en sí está la cuestión psicológica donde vos tenés que imponerte todos los días, tenés que levantarte, convivir, buscar tu comida, secar tu ropa además del conflicto en sí que estábamos viviendo. Vos tenés que luchar por vos, y en parte de eso se trata el fútbol, te puede ir bien o mal pero todos los días tenés que venir con las pilas para hacer algo mejor, para intentar algo mejor. Creo que en los lugares que hemos estado se lo pudimos contagiar a los jugadores. Si ganamos: bien, estamos contentos, pero hay que mejorar, siempre hay que mejorar y pensar para arriba porque nadie va a buscar por uno mismo.

SV – Te damos una frase, complétala como quieras: “Se habla de equipos pragmáticos, sacapuntos y líricos, el Vélez de De Felippe es…”

OF – Tiene de los dos, no me caso con nada, te repito, nosotros tenemos la obligación de que Vélez cada día sea mejor. De acuerdo a los jugadores que tengamos haremos lo mejor para Vélez. No soy una persona que viene a imponer algo que el jugador no sienta, tengo que mirar y a partir de lo que tengo darle funcionamiento y rendimiento; la confianza es parte de ello y tratar que el equipo sepa el cómo adentro de la cancha y lo pueda lograr. Es una satisfacción personal cuando dicen que nuestros equipos saben a qué juegan y creo que eso es el cierre de esto: me gustaría que Vélez sepa a que juega, gracias a Dios cuando me toco ir a Ecuador hay una anécdota muy linda: El presidente me dice: “¿Sabes porque te traje?” y me sorprendió, le dije: “No, la verdad que no, ¿me podes explicar?” “Por esto”, me dijo y sacó una hoja y me paso todas las campañas que hice desde que decidí ser entrenador: Olimpo, Quilmes, Independiente y en cada año bajó la estadística del equipo de goles a favor, goles en contra y cuantos puntos tenía y después me mostró cuando nosotros terminábamos la campaña, fue una alegría muy grande haber mejorado en todos los aspectos al margen de conseguir un logro o no; el equipo tuvo menos goles en contra, más goles a favor y nos pasó en Emelec que había doblado los números de un equipo que había sido bicampeón. Entonces, al margen de lograr el objetivo que es muy importante, los números mejoraron notablemente en el juego, los goles y en el día a día, tratando de ser mejor con objetivos por cumplir.

SV – Si bien el momento es de los grandes, como decías antes, nos parece que el otro día mechaste bien los cambios con Durán y Alvarenga que dieron resultado. ¿Esa es la idea, que entren con para darle frescura y velocidad al ataque?

OF – Si, creo que la frescura y velocidad me gustaría que la tenga el equipo. Después lo que puedo aprovechar son las individualidades, características del jugador, ver dónde puedo ponerlo para crearle un problema al rival o sacar una ventaja para ganar un partido. Si bien tenemos chicos que son rápidos por afuera la frescura la debe tener el equipo en el juego, saber dónde cambiar el equipo; por ejemplo tenemos un Gonzalo Díaz que se desgasta haciendo velocidad de mitad de cancha hasta el final y yo de él necesito los últimos 25 metros, que se tire a jugar y después sepa explotar. Ningún equipo del mundo juega a una velocidad desde que sale hasta el final, en algún momento tenés que tener distracción, tenés que elaborar en la mitad para tener finalización en velocidad.

SV – Preguntándote por Gonzalo Díaz ¿No tenés pensada otra posición para él, por ejemplo como enganche, como 10 típico?

OF – Lo hablé con él y me dijo que nunca había jugado en esa posición. Entonces es un tema que hay que trabajar y requiere de mucho tiempo, y las cosas que requieren de mucho tiempo las tendré que hacer en la pretemporada, necesito el hoy, que estos jugadores agarren confianza y para los grandes cambios se necesita tiempo. En la medida que logren la confianza y los resultados empezamos a hacer otras cosas porque corro el riesgo que entren en confusión y yo tengo un partido en tres días, si y a estos chicos los confundo no vas a ver nada el Domingo, vas a ver todos problemas. Empecemos por lo básico, a medida que empecemos a crecer ellos solos se van a animar a hacer otras cosas. Cuando el jugador no tiene confianza y vos lo corres de lugar lo estás metiendo en un problema muy grande, generemos confianza y a partir de ello que su autoestima levante y ahí seguramente nos atreveremos a otras cosas.

SV – Tripichio es un jugador que ocupa varias posiciones como a vos te gusta. Bassedas lo uso como volante por derecha, Fanesi ante River también lo hizo, ¿está en tus planes hacerlo también?

OF – Si, lo he visto, hizo un gol llegando al ataque. Lo que pasa es que desde que llegamos ha tenido algunos inconvenientes y estuvo casi diez días parado y ahora que está bien se encuentra con el grupo otra vez. Acá hay muchos buenos proyectos, el tema es preparar un escenario para que tengan la responsabilidad de jugar nada más, que no asuman otro tipo de responsabilidad porque no les vamos a sacar rendimiento. Hay muchos buenos chicos, Vélez es un club que genera jugadores para la primera división y hay que darles la tranquilidad y acomodar el barco para que estos chicos puedan ayudarnos cada vez más. A partir de eso hay que darles un argumento para que puedan rendir.

SV – Para ir cerrando y agradeciendo nuevamente la gentileza para con Somos Vélez, un mensaje para el hincha en este momento.

OF – Siempre a todo hincha donde me toque trabajar es agradecerle porque viene y es algo que hablamos con los muchachos. Les digo que si nos están puteando es porque algo no estamos haciendo bien. Entonces no nos pongamos en la pelea con la gente porque a la gente hay que agradecerle y nosotros nos tenemos que romper el alma adentro para cambiar lo malo que estamos haciendo y quedó demostrado el otro día: las cosas no nos salían y la gente bajaba un murmullo. No nos quedemos en el murmullo porque tenemos que mejorar adentro de la cancha y cuando el equipo mejoró y pasó a ganar 2 a 1, la gente te brinda el apoyo y el agradecimiento por lo que estás haciendo. Entonces hay que enfocarse en la gente y agradecerle. Cuando las cosas no salen hay que cambiarlas desde adentro de la cancha, hay que contagiar desde adentro hacia afuera. El fútbol es así: si querés que te acompañen tenés que darle algo a la gente para que se ilusione y acompañe.

Hasta aquí transcurrió la nota de Somos Vélez al DT del Fortín. Fue una charla amena de principio a fin. De Felippe se mostró abierto a todo tipo de preguntas y dejó bien claros sus conceptos futbolísticos, sus ideas de juego, las necesidades del hoy y cómo encararlas. Todo eso, además de sus vivencias personales que tanto se pueden aprovechar para inculcar un crecimiento en muchos de los jugadores de Vélez.

Entrevista: Martín Acuña y Diego Bragaña

Edición: Maximiliano Pardo y Guido De Bella

Producción: Martín Acuña

 

Deja un comentario