LOS DUEÑOS DEL PUESTO: ENGANCHES

LOS DUEÑOS DEL PUESTO: ENGANCHES

En esta nueva edición de “Los Dueños del Puesto” vamos a repasar a los jugadores más importantes que jugaron como enganches o como mediapuntas de Vélez.

El top 5, a continuación:

5) ROBERTO FABIÁN POMPEI

Nació el 14 de marzo de 1970. Es uno de los incontables jugadores que surgieron en la cantera de Vélez. Jugó en dos etapas en el club (1991-1992 y 1993-1995) con un breve paso a préstamo entre medio por Talleres de Remedios de Escalada. Tras alejarse del Fortín jugó en Racing, Boca, Estudiantes y Chacarita entre otros. Se terminó retirando, finalmente, en Huracán. Su trayectoria en primera en el equipo de Liniers no fue muy extensa pero si fructífera. Sus números muestran que jugó 67 partidos y anotó 7 goles. Marcó su primer tanto en el Fortín el 19 de diciembre de 1993 ante Platense (2-2). Su último gol fue el 28 de mayo de 1995, cuando el conjunto velezano goleó a Ferro por 3-0 en Liniers. Vélez ganó 4 de los 7 encuentros en los que convirtió y solo cayó una vez: el 7 de abril de 1994 cuando jugó con suplentes en Brasil frente a Palmeiras. Pompei fue campeón con la institución de los 2 títulos más importantes: Libertadores e Intercontinental 1994. Ese mismo año empezó a tener mayor continuidad y fue clave en la obtención del trofeo continental al anotar el penal decisivo en el Morumbí. Luego, en Japón, fue uno de los 11 titulares que vencieron al poderoso Milan. Si bien Pompei supo recorrer la banda izquierda con Carlos Bianchi como DT, una buena parte de su carrera jugó de 10. Lo más destacado de su juego tenía que ver con la gran técnica que poseía y, sobre todo, con la excelsa pegada de la que hacía gala su pie izquierdo.

4) LEANDRO GRACIÁN

El “Tano” nació el 6 de agosto de 1982. También surgido en las inferiores del club, debutó en primera en 2001 y estuvo en el Fortín hasta 2006. Actualmente se desempeña en San Martín de Tucumán. En el país jugó también en Boca, Independiente y Colón. En Vélez disputó 157 partidos y convirtió 33 goles. Su primer tanto como profesional fue el 11 de septiembre de 2001 en un 2-2 con Talleres en Córdoba por la Copa Mercosur. Por su parte, el último se dio el 1º de abril de 2006 en un empate con Estudiantes. Marcó 2 veces un doblete. Por lo tanto, sus goles los repartió en 31 partidos: 25 victorias para el Fortín, 4 empates y solo 2 derrotas (una con Boca en 2002 y otra con Instituto en 2005). A los “grandes” les hizo 7 goles: fueron 2 a Independiente y Racing; 1 a Boca, River y San Lorenzo. Con la V azulada le anotó a 26 rivales distintos. El “Tano” fue una de las figuras del Vélez campeón del Clausura 2005. En ese certamen encontró su máximo nivel y gritó 6 goles. De sus 33 conquistas, 25 fueron a nivel local y 8 por copas internacionales. También fue subcampeón del Apertura 2004. Gracián sea, tal vez, el último clásico 10 que dio las inferiores de Vélez. El “Tano” supo explotar sus virtudes al máximo cuando estuvo en el club: visión, buena pegada, precisión en los pases para habilitar a sus compañeros y una para nada despreciable cuota de gol.

3) MAXIMILIANO NICOLÁS MORALEZ

“Frasquito” nació el 27 de febrero de 1987 en Granadero Baigorria, Santa Fe. Llegó a Vélez en 2009 y emigró en 2011 cuando fue vendido al Atalanta. Surgió en las inferiores de Racing y hoy se encuentra en el León, de México. Debutó con la camiseta del Fortín el 8 de febrero de 2009 contra Independiente (empate 0-0 en cancha de Huracán). Su estreno en la red con esta camiseta fue el 28 de ese mismo mes, cuando ante Godoy Cruz anotó 2 goles en el triunfo por 4-0 como local. Su último grito en el equipo de Liniers se dio el 22 de mayo de 2011 en un 2-0 frente a Gimnasia. En total, disputó 98 encuentros y convirtió 25 goles. Marcó 3 veces un doblete. Salvo una vez, en cada ocasión en la que Moralez marcó, Vélez ganó: 21 victorias. El único empate fue contra el “Rojo” el 11 de febrero de 2011 (2-2) en Avellaneda. De sus 25 conquistas, 20 fueron a nivel local y 5 en la Copa Libertadores (todas en la edición 2011). Fue campeón del Clausura 2009 (5G) y del Clausura 2011 (4G). Además, fue subcampeón del Apertura 2010. En 2009 anotó el gol del título en aquella recordada final contra Huracán el 5 de julio. Su último cotejo con esta camiseta fue el 19 de junio de 2011, día en el que el equipo de Ricardo Gareca festejaba el segundo título desde su llegada a la institución. Moralez dejó una huella imborrable en Vélez. Más allá de que vuelva o no en un futuro, nada podrá borrar el grandioso nivel que mostró desde su llegada hasta su partida. Junto a Víctor Zapata, Maxi fue el conductor del conjunto fortinero durante esos años. Se destacó principalmente por su velocidad, su gambeta, su visión de juego y también por la importante dosis de gol que aportó en cada título conseguido.

2) MIGUEL ÁNGEL BENITO

Apodado “Fantasma“, nació el 16 de agosto de 1948. Jugó en Vélez entre 1970 y 1974. Al Fortín llegó proveniente de Quilmes, club en el que dio sus primeros pasos. Luego de vestir la V azulada jugó también en Estudiantes y Rosario Central, entre otros. Su primer tanto con esta camiseta fue el 29 de marzo de 1970 en lo que fue victoria por 2-1 contra Colón (había debutado una fecha antes vs Racing). El último de sus goles fue el 22 de diciembre de 1974 en una derrota por 3-2 ante Central. En total, anotó 74 goles en la institución en 195 partidos. Es el 8º máximo artillero del club en su historia. El rival al que más le convirtió es Colón (9). Además, Benito es el 2º máximo goleador de Vélez en el Clásico del Oeste, al haberle marcado 8 tantos a Ferro. Una vez anotó un hattrick y 10 veces firmó un doblete. Sus gritos los repartió en 62 encuentros: 48 victorias para el Fortín, 10 empates y solo 4 caídas. A los “grandes” les hizo 16 goles: 6 a Boca, 1 a River, 3 a Independiente, 2 a Racing y 4 a San Lorenzo. En total, le supo anotar a 23 equipos diferentes. En 1973 hizo 20 goles, su mejor marca en el club. En 1971 fue parte fundamental del equipo subcampeón del Metropolitano. También formó parte de un gran Vélez que se quedó cerca del título en el Nacional 1974, en lo que fue su último certamen en el club. El “Fantasma” empezó en Quilmes siendo un grandioso goleador. Sin embargo, en el Fortín supo jugar con el número 10 en la espalda unos metros más atrás y formó una inolvidable delantera junto a Carlos Bianchi y Héctor Bentrón. Falleció el 18 de febrero de 2008.

1) DANIEL ALBERTO WILLINGTON

“El Famoso Cordobés” nació el 1º de septiembre de 1942 en Santa Fe. De Córdoba por adopción, llegó a Vélez en 1962 proveniente de Talleres (club en el cual también es ídolo). Emigró del Fortín en 1970, cuando el presidente José Feijóo le dio el pase libre en una controvertida decisión, y volvió en 1978 para darle fin a su carrera. El primer tanto que anotó con la V azulada en el pecho fue el 19 de abril de 1962, día en el que el elenco de Liniers derrotó por 3-1 a Chacarita. Su última conquista se dio el 8 de diciembre de 1970 en un 4-0 contra San Martín de San Juan. El histórico 10 del Fortín disputó en la institución 212 encuentros y marcó 65 goles, siendo con estos números el 9º máximo goleador del club. El oponente al que más veces le convirtió es San Lorenzo (7), mientras que también le anotó a los otros “grandes”: Boca (1), River (2), Independiente (3) y Racing (3). Si bien el “Maestro” nunca pudo anotar 3 goles en el mismo partido en el Fortín, sí logró varias veces un doblete (fueron 6). Sus conquistas con la V azulada se dieron en 59 cotejos: 35 victorias, 7 derrotas y 17 igualdades para Vélez. Su mejor año en cuanto a los goles en sí fue el de 1967 (13 conquistas). Además, Willington logró marcarle al menos un tanto a 25 rivales distintos. En 1962 le hizo un doblete a Ferro en un 3-1 como visitante. Al club de Caballito, con el que se disputaba el viejo Clásico del Oeste, le terminó convirtiendo un tanto más redondeando así 3 goles frente a este rival. De sus 65 gritos con esta camiseta, 13 fueron desde el punto penal. Daniel fue un gran referente del club por mucho tiempo y la gran figura del plantel campeón del Nacional 1968. En ese campeonato marcó solo 2 goles, pero fue el gran generador de juego y de oportunidades que necesitaba Vélez. De hecho, en el partido final con Racing le dijo a Omar Wehbe que iba a darle 3 asistencias para que haga los goles del título. Finalmente fueron 2, pero le cedió al “Turco” un penal y pudo cumplir así con su promesa. El crack velezano disputó 11 encuentros en la selección Argentina (1 gol) entre 1962 y 1968. Daniel Willington fue un crack con todas las letras y ocupa los lugares más altos entre los ídolos del Fortín. Fue un 10 clásico, de esos que ya no abundan o no hay. Pegada magnífica para patear al arco y clavarla en el ángulo, o para cambiar de frente y ponerle la pelota en el pecho a un compañero. Físico privilegiado y soberbia altura para proteger la pelota. Además, contaba con una gran inteligencia para organizar el juego. Una vez, tras un amistoso con el Santos de Pelé, el crack brasileño lo catalogó como el “mejor jugador del mundo”.

Aparte de estos notables cracks de la historia velezana, hubo varios otros que supieron destacarse y ser respetados por la hinchada del Fortín:

Julio César Jiménez. El uruguayo la rompió en Peñarol varios años antes de llegar a Vélez. Estuvo en el club entre 1978 y 1980. Fue subcampeón del Metropolitano 1979. Luego jugó en Ferro y le fue muy bien.

– Norberto Alonso. Ídolo histórico de River, tuvo un breve paso por Liniers entre 1981 y 1983 tras enfrentarse con el DT Millonario que era Don Alfredo Di Stéfano. En Vélez disputó 73 encuentros y marcó 16 goles.

Fabián Vázquez. El “Indio” debutó en 1983 y estuvo en Vélez hasta 1990. Luego tuvo un breve retorno en 1993 y fue campeón, siendo suplente, del Clausura. En total, 177 cotejos y 19 tantos con esta camiseta.

– Juan José Meza. El “Tucumano” llegó en 1984 proveniente de Instituto de Córdoba y estuvo en el club hasta 1988. Fue subcampeón del Nacional 1985. Disputó 136 encuentros y gritó 25 goles. En 1979 fue parte del plantel campeón del mundo juvenil de la selección Argentina.

– Gustavo Zalazar. Jugó en la institución a fines de los 80 y principios de los 90. Fue subcampeón del Clausura 1992. Disputó 74 partidos, con 14 conquistas.

– Walter Reinaldo Pico. Llegó al club en 1992 desde Boca. Su paso fue corto pero eficaz. Fue fundamental en la obtención del Clausura 1993.

– Fernando Pandolfi. Mediapunta o delantero multicampeón con Vélez en los 90. Jugó en 3 etapas distintas en el Fortín.

– Federico Insúa. Apodado “Pocho“, llegó al Fortín en 2012. Estuvo hasta finales del 2013 y cosechó 2 títulos (Inicial 2012 y Superfinal 2013). Marcó 14 goles en 81 presencias.

Este fue el especial de los mejores volantes ofensivos de Vélez. En la próxima será el momento de los delanteros, que serán divididos en 4 partes distintas por la gran cantidad de material que se dispone.

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella

 

2 thoughts on “LOS DUEÑOS DEL PUESTO: ENGANCHES

  1. Coincido con los nombres, pero me parece se olvidaron alguno que otro, por ejemplo el Mago Ramírez. Sí, un jugador LENTO, pecho frío, que a mí inclusive no me gustaba nada, pero fue el goleador del equipo en el 2011, donde salimos campeones. En Libertadores también metió varios (en el primer partido que jugó, metió 2).
    Tendrían que ponerlo aunque a algunos velezanos no nos haya convencido como jugador.

Deja un comentario