LE AMARGÓ LA FIESTA…

 

En el cumpleaños de Belgrano, Vélez le amargo la fiesta ganándole por 3 a 2 en el estadio Mario Alberto Kempes que presentó un campo de juego en muy mal estado. 

El Fortín a pesar de haber jugado gran parte del segundo tiempo por la exagerada expulsión de Alvarenga (pegó una patada pero el defensor Saravia minutos antes le pegó un codazo a Toledo que Vigliano no sancionó), estuvo firme y compacto en todas sus líneas justificando el resultado final del partido. Sin embargo no todo fue todo alegría para el plantel, ya que Pavone salió lesionado en el primer tiempo por una molestia en el aductor (se le harán estudios en las próximas horas) y Toledo terminó contracturado, ambas lesiones fueron producto de las malas condiciones del terreno de juego.

En cuanto al desarrollo del partido, comenzó muy dinámico con ambos equipos yéndolo a buscar y justamente tras dos buenas llegadas de Belgrano, Vélez aprovechó y convirtió, primero Alvarenga tras una contra bien encabezada por Correa que abrió a la izquierda para Toledo quién tiro el centro al medio para que Alvarenga la empujara, segundo Pavone que estuvo atento a un error entre los dos centrales del local y se fue solo frente al arco definiendo por arriba ante la salida de Olave (se sacó la mufa del 2011 cuando erró el penal que condenó a River a la B). El Fortín era superior, era preciso en los pases, retrocedía bien y principalmente pasaba muy rápido de defensa a ataque lastimando al rival por ambas bandas (Toledo y Alvarenga), sin embargo promediando la mitad primera etapa, el deplorable estado de la cancha le jugó una mala pasada a Pavone quién tuvo que salir por lesión y en su lugar ingresó Romero. Esto fue un cambio rotundo en el juego del conjunto Velezano, ya que Maxi Romero esta en pleno desarrollo y no tiene las características ni la experiencia de Pavone, por ende Vélez no pudo aguantar la pelota arriba y recurría a las individualidades de Toledo que desorientaba a la defensa rival.

Ya en la segunda etapa, en los primeros instantes Vélez recuperó la rapidez y la dinámica ofensiva marcando el tercero luego de una volea formidable de Correa que apenas alcanzo a desviar Olave (fue un momento emotivo por las lesiones que tuvo Coco, en el cual se le vieron algunas lagrimas y se abrazaron todos). El equipo de Liniers parecía haber sentenciado la historia, ya que ganaba cómodo y sin mayores sobre saltos, pero minutos después, el árbitro Mauro Vigliano hecho exageradamente a Alvarenga y ahí el partido cambio por completo. Vélez con un hombre de menos se metió atrás y trató de aprovechar alguna contra con Toledo y Romero. Sin embargo, el Pirata descontó con un cabezazo de Alanis y en el tiempo de descuento Lema anticipó a Amor y Aguerre en un pelotazo frontal para poner el 3 a 2 final. De todas formas el Fortín pudo ampliar el marcador aún con 10 hombres por los espacios que dejaba Belgrano, pero el cansancio y la falta de fortuna les pasó factura.

fotos-Belgrano-Velez-Telam_OLEIMA20160319_0131_28

Vélez gano bien, merecidamente por la efectividad en ataque y el desgaste realizado frente a un rival difícil, para quedarse con los tres puntos que son como agua en el desierto en este momento del club. Habrá que seguir mejorando, pero en líneas generales el equipo jugó un buen partido, mostrando solidez en la defensa en momentos del encuentro y en especial en el arco, a pesar de no haber mantenido la valla en 0, Alan Aguerre fue otra vez clave en esta victoria del Fortín, ya que tapó varias pelotas con destino de gol y mostró seguridad, el arquero Velezano de a poco va recuperando la confianza y elevando su nivel.

Ahora se viene Quilmes, el próximo domingo en el Amalfitani con horario a confirmar, otro partido clave, frente a un rival que viene muy mal anímica y futbolísticamente. Será una buena oportunidad de hilvanar dos triunfos seguidos para seguir sumando y acomodándonos en la tabla.

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario