LAS DESPEDIDAS SON ESOS DOLORES DULCES

LAS DESPEDIDAS SON ESOS DOLORES DULCES

Hoy se cumplen 75 años de la despedida del “Fortín de Villa Luro”

El 7 de diciembre de 1941, en Basualdo 463 se realizó la despedida del Fortín de Villa Luro, se lo despidió con una kermese y con el dolor con el que uno despide un amigo del alma.

El dueño había solicitado los terrenos para su loteo y a Vélez no le quedo otra opción más que devolverlos y para la despedida se eligió realizar una kermese con baile y entretenimientos “Despedida del Fortín”  fue el nombre con el que se la identifico.

Lo recaudado con la kermese y lo que se pudiera sacar de los tablones era una forma de recolectar fondos de cara a lo que se venía, pero esa es otra parte de la historia.

Enorme era la tristeza de los concurrentes cuando debían transitar por lo que era el césped sagrado, ver como se iba desarmando ese reducto que había sido nuestra casa por tantos años.

Pero lo cierto que en esa despedida y con el equipo en segunda división Don Pepe Amalfitani tomó las riendas y comenzó la construcción del gigante que hoy conocemos.

Uno, que ha sido vecino del barrio; sabe que en noches claras si te paras en la esquina de Basualdo y Schmidel prestando atención vas a ver que con el correr de los minutos alcanzas a escuchar el murmullo de la gente en la popular y si sos de lo que amas al club desde el alma y sabes tener paciencia vas a escuchar un grito de gol pero no te asustes, es Nicolás Marín Moreno festejando alguno de los suyos y haceme caso, acompáñalo en el festejo y  grítalo vos también con el alma…

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

Deja un comentario