LA VUELTA MÁS ESPERADA

LA VUELTA MÁS ESPERADA

Después de casi tres meses, volvimos al José Amalfitani y nuestro querido Fortín nos regaló un triunfazo. Fue victoria ante Newell’s por 2-0.

Que lindo, que lindo volver así. ¿Quien no estaba ansioso? ¿Quien no estaba ‘manija’? ¿Quien no estaba tachando los días? Quizás, porque esto ya es así, es una pasión. Sin embargo, creo que este equipo tiene algo que hace mucho no veíamos en el césped del Amalfitani y de cualquier cancha: fútbol. Este plantel, y el anterior, no le regalan nada a nadie. La espera se hizo larga, pero valió la pena.

¿Qué más podemos decir del Monito Vargas? Solo una cosa, que tiene que ser convocado si o si para la renovación de la Selección Argentina. Todo bien hizo ayer. Es tímido, y no lo quiso decir (ni tampoco lo dirá), pero el sabe que tras la partida de Zárate, el será quien lo tenga que reemplazar, como ‘ídolo’ y como referente, también como sinónimo de ‘jugador distinto’. Joven, habilidoso, sencillo, humilde y además, hincha del club. Ojalá, sea el nuevo Zárate, eso sí, sin traiciones de por medio… Igualmente, él no es el único que cumple. Ayer, cumplieron todos, pero mamita, que partidazo se mandaron Nico Dominguez y Panchito Ortega… El 28 fue un relojito en la mitad de la cancha, manejó los tiempos, hizo transiciones ataque/defensa y defensa/ataque solo y únicamente pensadas por él para equilibrar el juego y hacer algunas pausas. Y sobre el 34, ayer demostró en muchas ocasiones que no es 3, pero no para mal, si no que utilizó movimientos y pensó jugadas tanto de Vélez como de Newells como si estuviese jugando en su posición natural. Exquisito el partido de Pancho. Buen partido también de Lucas Robertone, que si bien venía de una lesión, generó peligro y se complementó bien con Ramis y con Bouzat.

Hay que recalcar también, lo importante que es tener un arquero que brinde seguridad. Uno lo ve a Alexander Domínguez y se siente aliviado sinceramente. Si bien ayer no tuvo que sacar muchas pelotas, el ecuatoriano de 1,95 metros mostró reflejos, tranquilidad y carácter, algo que lo caracterizaba mucho a César Rigamonti el torneo pasado. También, hay que destacar el partido ayer de los dos centrales. Tanto Luis Abram, que encima metió el primer gol, y Joaquín Laso jugaron un buen partido con un rendimiento más que aceptable. Ambos estuvieron seguros de cabeza y por abajo, eso sí, saben que cuando no pueden, no pueden. No se complican y reconocen sus limitaciones. Eso se tiene que destacar mucho, pero para bien, significa que no están en una nube a la hora de defender el área del Fortín.

Por otro lado, me parece importante rescatar el partido que hizo Jhonathan Ramis. El uruguayo fue muy cuestionado cuando llegó y ayer, no cerró bocas, pero demostró. ¿Qué demostró? A mi gusto, compromiso. El 11 se iba hasta mitad de cancha si era necesario. Alternó ataque y defensa, retrocedió, tocó, presionó, etc. Me gustó mucho. Lo mismo Gastón Giménez, si bien no es su posición, se acompañó bien con Nico Dominguez e hizo pasar la pelota tanto horizontalmente como verticalmente de manera óptima. También, tuvieron un buen partido los del sector derecho: Gastón Díaz, capitán tras la ausencia de Cubero, y Agustín Bouzat, quien casi tiene su gol pero fue barrido por el arquero en una gran jugada.

Los cambios fueron precisos, tanto Salinas como Arena acompañaron con lo suyo en el juego y en el momento determinado cerca del final del partido. Thiago Almada, quien debutó, entró para otra cosa a mi gusto. Entró a presentarse, como diciendo ‘yo soy el futuro’ de Vélez. Ojalá así sea, porque hace mucho que no hay un 10 así rápido, atrevido, lujoso y que encima sea de las características del Guayo, cuando te crías en un barrio como Fuerte Apache, el roce y la visión es otra. Vélez necesita eso, un chico que tenga la calle y el potrero en el césped del José Amalfitani

Disfrutemos fortineros, al menos por una semana. La Gringoneta sigue dándonos alegrías y si bien a veces aprieta un poquito el freno, en los primeros 45 le manda quinta a fondo… ¡Este es el camino!

 

Ramiro Boz

@ramiroboz