LA PELOTA SIEMPRE AL 26 QUE OCURRIRÁ OTRO MILAGRO 

LA PELOTA SIEMPRE AL 26 QUE OCURRIRÁ OTRO MILAGRO 

Matías Ezequiel Vargas es una de esas apariciones que se ven cada tanto. Ya van dos años de su debut y no hay ningún tipo de duda que es un fiel exponente de lo que debe ser un “enganche”. Dueño de una gambeta corta que desequilibra siempre porque el “Monito” gambetea como se debe hacer: para adelante. Amaga y pasa.

Desde su debut marco 5 goles: Defensa y Justicia, Unión, Tigre, Atlético Tucumán y el último de este sábado frente a Newell´s. En TODOS Matías entro al área por el medio y obviando el de Unión y el de Tigre en los que recibió dentro del área para definir en los tres restantes el mismo gesto la jugada flotando en el centro del ataque, en posición de enganche clásico.

En el esquema de Omar De Felippe, Vargas juega recostado por la izquierda y logra asociarse con la subida de Cufré y ahora encontró un socio en Nicolás Dominguez pero a mi entender el Monito debería jugar más suelto, sin estar pegado la raya donde la misma actúa como marcador involuntario obligándolo a que se transforme en previsible ya que su gambeta debe ser para adentro. En un mundo ideal, Matías debería jugar suelto por frente a los centrales rivales ya que en ese lugar es donde más puede lastimar su gambeta corta vertical y ese buen pase filtrado que suele meter a espaldas de los defensores.

Hoy es casi una quimera verlo ahí pero puede enriquecer su juego y rendir aún más si se aleja unos metros del lateral y se afina el movimiento con el lateral pasando, Nicolás Dominguez y Andrada ofreciéndose como descarga Maxi Romero como referencia y descarga dentro del área.

 

 

En la teoría suena atrayente y seria interesante verlo hacer destrozos en las defensas rivales porque tiene todas las características par ser un crack de proyección internacional.

Es interesante observar en este video por donde suele sentirse mas cómodo y hacer más daño al rival.

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72