LA LEYENDA DEL ENANO GIGANTE

LA LEYENDA DEL ENANO GIGANTE

Dice la leyenda que ese 5 de julio todo lo que podía pasar pasó. Cuentan los sabios de la tribu que ese 5 de julio un Enano se transformó en Gigante.

El partido debía jugarse antes, pero la gripe postergó y casi impide que se juegue con público. Arrancó siendo un día horrible, tan horrible que la lluvia se transformó en granizo y provocó que el partido se parará un buen rato. Al regreso,  y como si el tiempo anticipara la definición, se despejó todo para que el anochecer se llenara de estrellas.

Aunque algunas voces cuenten la historia cambiada, el villano las maldades las hacía en todos lados;  pero cuando tuvo que enfrentarse al enano-gigante no supo qué hacer y solo atinó a quedar impávido mirando como con un golpe de gracia derrotaba al Dragón llorón y salía a gritar su victoria mientras se quitaba su cota de malla.

Es por esta leyenda que desde ese 5 de julio cuando queremos alejar los malos espíritus repetimos en voz alta y con firmeza Larrivey Larrivey Larrivey,  el arquero,  el arquero, el arquero,  Moralez para el campeonato.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

 

Deja un comentario