ILUMINANDO EL AMALFITANI

ILUMINANDO EL AMALFITANI

Un día como hoy de 1969 se inauguraba el sistema de iluminación en el Estadio José Amalfitani y para semejante evento en la historia de nuestra institución se invitó al equipo sensación de aquellos tiempos, fue partenaire del Fortín en esa velada de gala el Santos de Pelé, si, uno de esos equipos que son recordados a lo largo de la historia del fútbol y de los que pocos existen.

Esta obra, iniciada el año anterior y finalizada en su segunda etapa en 1969 lamentablemente tuvo dos ausentes que se hicieron notar y es que semejante festejo se vio empañado por las pérdidas sufridas meses antes ya que ese mismo año nos dejaban Don Pepe Amalfitani (ideólogo, entusiasta, generador y autor de la obra titánica que fue el Estadio que hoy lleva su nombre) y su fiel ladero, aquel que lo acompañó a lo largo de sus vidas en la conducción del Club Atlético Vélez Sarsfield, Leonardo Pareja, el gran Vicepresidente de Don Pepe, quien lo acompañó a lo largo de su obra y que no siempre es recordado como se debiera porque, siendo objetivos, es muy importante en la historia de Vélez como tantos otros.

Esa noche se inauguró la nueva iluminación y el festejo tuvo lugar con un partido nocturno, como debiera ser. Las obras se culminaron el día anterior, el 6 de diciembre y la fiesta fue al día siguiente. Esa noche quedará en la historia velezana.

Como el equipo partenaire estaba vestido de un blanco inmaculado, El Fortín vistió la vieja y querida camiseta tricolor, pero no cualquier juego de camisetas sino que utilizó un juego de casacas de nuestra institución amiga el Fluminense de Brasil. Este juego de camisetas fue adquirido por el entrañable Ramón García en la gira que el equipo había desarrollado en tierras cariocas.

A la velada fueron invitadas personalidades destacadas como el remero Alberto Demiddi, el equipo argentino de Polo, el equipo de automovilismo que había participado de Nurbüring a bordo de los recordados Torino, entre otros.

El resultado del partido fue de 2 a 2 con algunos lujos y perlitas de las cuales se encargaron el Gran Daniel y Pelé quien no dudo en deshacerse en elogios para con el cordobés a quien tentó para ir a jugar a su lado en el equipo blanco.

Todas las crónicas periodísticas de la época no dudaron en destacar la importancia de tamaña obra a nivel institucional para un equipo del fútbol argentino y eso se vio reflejado al día siguiente en las páginas de los principales diarios de la República.

Estos mojones a lo largo de nuestra historia son los que nos engrandecen día a día y que todos los velezanos debemos recordar, son aquellos hitos en la vida de Vélez que debemos mantener vivos para recordar quienes fuimos, quienes somos y hacia donde debemos apuntar para seguir siendo aquello que Don Pepe y sus contemporáneos siempre quisieron para el Club de sus amores. Respetemos el legado que nos dejaron nuestros antepasados fortineros y sigamos el camino iniciado hace tanto tiempo atrás para mantener vivo ese lema que nos caracteriza y por el cual tantos nos quieren imitar: “Vélez Sarsfield, el primero en ser un gran club”.

Maximiliano Pardo

maxi@somosvelez.com.ar

@Maxi_Piojo

2 thoughts on “ILUMINANDO EL AMALFITANI

Deja un comentario