ILUMINADOS JUGUEMOS

Corría el último mes del año y 1928 no había sido un gran año para el Fortín, los logros deportivos no fueron de los mejores y el nombre del Club igualmente estuvo en boca de todos  y en las páginas de todos los medios de comunicación gráfica.

Esto se dio porque el 7 de diciembre de 1928, en la cancha de Basualdo, tuvo lugar el primero de los partidos que se jugarían con iluminación artificial en el fútbol argentino, se daba el primer partido nocturno en la historia de nuestro querido deporte.

El partido por el cual la gente concurría a nuestro estadio “a ver jugar de noche” y al cual se acercaban de todos lados y en cualquier medio de transporte posible fue disputado por un combinado de jugadores del fútbol local y la selección argentina que había resultado finalista de los Juegos Olímpicos disputados ese mismo año en Amsterdam.

El costo de este partido fue de $9.050 lo cual está reflejado en la memoria del Club y suma de la cual se hicieron cargo algunos socios de manera conjunta con el club para hacer frente al pago a la empresa encargada de la instalación: Scapussio y Cia.

La Memoria de ese año reza: “Restaría vanagloriarnos como último placer que el Club Atlético Vélez Sarsfield sea el primero de la República Argentina que llevó al terreno de los hechos esta iniciativa para el deporte argentino”.

Esa noche se dieron cita en el lugar alrededor de 20.000 personas colmando la capacidad máxima del Estadio por lo cual se dice que cerca de 10.000 personas se quedaron afuera intentando poder ver algo de lo que sucedía dentro del campo de juego.

Algunos medios destacaron a la mañana siguiente:

Diario La Prensa: “Las instalaciones del club organizador resultaron pequeñas para contener la enorme mesa de público que las invadió, y como pocas veces, se vieron atestadas de una concurrencia que desbordaba en todo sentido, hacia el field y hacia la calle, produciendo una vez mas el notable espéctaculo siempre igual, y cada vez más renovado, de las intensas aglomeraciones”.

Diario La Razón: “Constituyó un éxito la inauguración de la cancha nocturna de fútbol del Club Atlético Vélez Sarsfield. Millares de personas abarrotaron el estadio para vivir la novedad de como se podía jugar al fútbol bajo el esplendor de 39 focos eléctricos de 3.000 bujías y 3 de 5.000 que circundaban la cancha”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las Formaciones de los equipos fueron:

Selección Olímpica: O. Diaz, L. Bidoglio y F. Paternoster; J. Evaristo, A. Zumelzú y L. Monti; A. Carricaberry, D. Tarasconi, M. Ferreyra, R. Cherro y C. Onzari. Goles: Cherro, Ferreyra y Onzari.

Combinado Argentino: J. Botaso, P. Omar y H. Recanatini; P. Bartolucci, P. Chalú y A. Suarez; C. Peucelle, F. Arrillaga, J. C. Maglio, M. Seoane y F. Oliveto. Gol: Seoane.

La selección vistió la clásica camiseta celeste y blanca y el combinado utilizó la camiseta de Alumni.

El éxito de esta situación novedosa derivó en el alquiler del estadio para que varios equipos se den el gusto y el lujo de jugar en una cancha “de noche” y poder disfrutar de semejante novedad.

Esto es algo que nos debería llenar de orgullo porque por cosas como estas es que podemos vanagloriarnos y decir que Vélez Sarsfield es “El primero en ser un gran club”

Ma

Deja un comentario