HASTA LA PRÓXIMA OMAR

HASTA LA PRÓXIMA OMAR

Omar De Felippe renunció a su cargo como entrenador del plantel profesional de Vélez, tras la derrota frente a Unión en el Amalfitani. La falta de respuestas del equipo, el desgaste acumulado y un hecho lamentable con un hincha, entre otros, fueron factores determinantes en su decisión

La nave de Don Omar navegó a merced de inclemencias, tormentas e incluso olas de gran tamaño pero siempre sorteándolas a pesar de los golpes que se acumulaban y ubicándose en aguas más calmas. Sin embargo un día, un fuerte temporal averió gravemente a la nave y el capitán le comunicó a su tripulación que era el momento de “abandonar el barco”.

Así se terminó el ciclo de Omar De Felippe como director técnico del Fortín: “Me voy por lo que vi en la cancha y porque un estúpido me escupió y ya no estoy para eso”, las palabras del ex combatiente de Malvinas reflejan no sólo la debacle de nuestra sociedad sino también marca una falta gravísima de respeto hacia él que en algunas personas no tiene vuelta atrás, como es el caso de la decisión “irreversible” del ahora ex DT de Vélez.

Si bien, dicho hecho no fue la principal razón de su alejamiento, fue un agravante. De Felippe, estuvo un año dirigiendo y preparando a un equipo en el cual se bancó problemáticas como la carencia de refuerzos o las incorporaciones de medio pelo. La falta de reacción de un conjunto prácticamente de juveniles que nunca pudo encontrar la regularidad en los partidos y mucho menos sostener el nivel individual debido a su innegable inexperiencia para pelear el descenso en un club enorme.

De todas formas Omar con aciertos como haber potenciado a juveniles como Cáseres, Vargas, Domínguez, Toni, entre otros, y desaciertos en los planteos de varios cotejos, logró el 46% de efectividad en 37 partidos dirigidos con 14 victorias, 14 derrotas y 9 empates dejándolo a Vélez una temporada más en Primera División (2016-2017). Hoy, es una realidad que el Fortín está solo a 8 puntos del abismo directo, producto de las dos caídas consecutivas y de los puntos que sumaron sus rivales en contraposición al buen arranque que había tenido.

Omar sintió el clima poco auspiciosos en Liniers y la falta de respuestas de sus dirigidos en los partidos ante Gimnasia y Unión por lo cual decidió dar un paso al costado para “descomprimir la situación y que los chicos vuelvan a jugar bien”. Pero ¿Realmente van a jugar bien con la salida del entrenador? ¿Era el principal culpable de este presente futbolístico?, claramente no, pero de todos modos no lo sabremos hasta ver a los jugadores en acción en los cuatro partidos trascendentales que restan bajo la tutela del , quién cuenta con el plus de conocerlos bien de cerca.

Juan Manuel Meza Coronel

Jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12