GANAR Y GANAR

GANAR Y GANAR

En estos momentos el triunfo es lo primordial. Importan las formas de conseguirlo, pero sumar es lo más relevante en relación al momento que está pasando Vélez. Con cada triunfo el Fortín se aleja un poco de la zona más complicada para el torneo que viene y da una bocanada de aire más.

Omar De Felippe empezó a encontrar el rumbo, aunque algunas de sus decisiones son algo llamativas y criticables. Si bien dejó en el banco a Fausto Grillo, uno de los mejores del año, le dio titularidad a Nico Domínguez y a Delgadillo, que fue una de las grandes figuras en el triunfo contra Sarmiento.

Obviamente son muchas las cosas a corregir. En el ataque Vélez dilapidó varias chances y pudo haber marcado algunos goles más. En la defensa preocupa la falta de seguridad, con Emiliano Amor siendo de lo más flojo. Sin embargo, en general se ve una mejora en el equipo que provocó ya dos triunfos seguidos que ilusionan con un mejor futuro.

El futuro es lo que está a la vuelta de la esquina. Lo principal será enfocarse en los dos encuentros que quedan (Atlético Tucumán y Temperley) e intentar conseguir los seis puntos que restan para cerrar el campeonato con una nada despreciable cantidad de 41 unidades. Después será momento de barajar y dar de nuevo. De gestionar y armar el mejor plantel posible para el torneo siguiente.

 

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella