FUTURO INCIERTO

FUTURO INCIERTO

Vélez finalizó el Torneo de Primera División ayer por la noche empatando 0-0 con Temperley en el José Amalfitani. Hubo una mezcla de sentimientos en el hincha. Alivio por la finalización del campeonato y a la vez tristeza por el mismo motivo: a todos nos cuesta dejar de ir a ver a Vélez, sea buena o mala la situación que estamos atravesando. Pero más que nada, reinó la bronca. Bronca e indignación por lo sucedido con Mariano Pavone.

Salidas inesperadas y sorpresivas, dichos de autoridades del club que se contradicen con lo que expresan desde el entorno del jugador… uno ya no sabe a quién creerle o qué creer.

Siempre que hablábamos con Pavone, manifestaba que iba a continuar”, fueron las palabras de Raúl Gámez ayer. ¿No hubiese sido mejor que la negociación se hubiese realizado antes de finalizar el torneo? “No queríamos vivir la instancia del partido de despedida”, agregó después, pero no le dieron la chance ni al jugador ni al hincha despedirse como corresponde.

“Mariano no abandonó la concentración, se la hicieron abandonar, que es muy distinto”, aseguran del otro lado de la vereda.

La única verdad es que en esta situación los perjudicados son los hinchas que semana tras semana dejan todo por su equipo. Y, de más está decirlo, también se perjudica Vélez. La imagen de “club modelo” quedó atrás… hace rato.

Se acerca el campeonato más importante de la historia de Vélez Sarsfield. Aún no hay indicios de incorporaciones. “Estamos esperando el final del torneo para sentarnos a ver que se necesita traer”, aseguró Gámez antes del partido frente a Temperley. Bueno, el campeonato ya terminó, es hora de empezar a negociar y activar el mercado de pases.

Pero… ¿se seguirá privilegiando el campeonato económico antes que la cuestión del promedio? Si bien este año hay elecciones, se sabe que este mercado va a estar a cargo de esta dirigencia, lo cual preocupa, por lo menos a la gran mayoría, y mucho.

Es el deseo de todos salir beneficiados de esta circunstancia. Sin embargo, sabemos que va a estar complicado, principalmente porque en el mundo Vélez reina la palabra incertidumbre. No se sabe qué jugador va a venir, cuál -además de los que ya conocemos- se irá… Esperemos que el próximo torneo el Fortín de nuestros amores cambie la imagen y que se dejen de lado los egos y orgullos que no hacen más que perjudicarnos.

Aylén Nicolini

aylen@somosvelez.com.ar

@AylenNicolini

Deja un comentario