FELIZ CUMPLEAÑOS FRASQUITO

Maximiliano Nicolás “Frasquito” Morález nació en Granadero Baigorria el 27 de febrero de 1987, pero pasó su infancia en Fray Luis Beltrán junto a su familia. Sus inicios en el fútbol fueron en el club de su barrio Villa Felisa. A los 13 años “Moralito” fue acompañado de sus primos “por joder” a una prueba general de Racing Club a cargo de Rolando Bertolini en la ciudad de San Lorenzo, finalmente Morález quedó fichado para la Academia.

A partir de allí, el “Enano” comenzaba su camino en el fútbol profesional; viviendo en la pensión de Racing hizo todas las inferiores hasta que en 2005 debutó en la primera en un partido frente a Colón de Santa Fe cumpliendo su sueño de jugar profesionalmente en el club de sus amores (por herencia familiar). En el 2007 Maxi fue clave en la historia de la Academia, salvando del descenso al club, con una gran presentación en la Promoción con Belgrano. Ese mismo año se coronó campeón juvenil del Mundial sub20 en Canadá (donde compartió plantel con Mauro Zarate, entre otros).
En el 2009, tras sus grandes actuaciones y su gran nivel en el club de Avellaneda, Christian Bassedas Manager de Vélez, posó su mirada sobre él y rápidamente la dirigencia Fortinera comandada por Fernando Raffaini contrató al Santafesino. Ese año fue bisagra en la historia del Fortín, ya que iniciaba un proyecto firme con el Tigre Gareca como nuevo entrenador apoyado en una base de jugadores tanto con experiencia como juveniles, sumado a algunos refuerzos (Domínguez y el mismo Morález entre otros) que con el correr de los partidos le iban a dar una identidad y un estilo de juego que a Vélez le venía faltando en los campeonatos anteriores. En consecuencia se formó un grupo unido y muy trabajador que acompañado por los resultados volvió a poner a Vélez en lo más alto del fútbol argentino consagrándose Campeón del Clausura del 2009. Durante todo el semestre, Moralito fue una de las figuras del Fortín mostrando un gran nivel de juego individual y colectivo, siendo clave en la final del torneo frente al Huracán de Cappa (recordado por el “tiki-tiki” que contra Vélez no apareció) convirtiendo el único gol del partido que le posibilitó a la Institución Velezana obtener su decimosegundo título.

2

Dos años más tarde, tras mantener la base del equipo campeón y la llegada de refuerzos (Augusto Fernández, la aparición de Ricky Álvarez, Silva, Ortiz, entre otros), Vélez daba otra “vuelta en el barrio de Liniers”, siendo una especie de revancha luego de la eliminación injusta de la Copa Libertadores a manos de Peñarol. Nuevamente Frasquito volvía a ser figura indiscutida en el equipo campeón del Tigre Gareca, con grandes actuaciones frente a Banfield, Arsenal, Quilmes, San Lorenzo y una muy recordada en la goleado por 4 a 0 a Estudiantes de la Plata, en el Estadio Único en el cual convirtió un golazo inolvidable colocando la pelota en el ángulo izquierdo de Orión.

Finalizo el Clausura 2011, y luego de obtener dos títulos con Vélez, Maxi Morález decide marcharse al fútbol Italiano precisamente al club Atalanta con ganas de triunfar en el Viejo Continente. Allí se ganó el cariño del hincha del equipo de Bérgamo por su entrega y sus goles. En enero de 2016 tras 4 años en Italia y coquetear con Racing, fue transferido al Club León de México donde se encuentra jugando actualmente.

Hasta hoy Maximiliano Morález vistió las camisetas de Racing, FK Moscú (Rusia), Vélez, Atalanta (Italia) y León de Mexico. Con la camiseta del Fortín disputo 98 partidos y convirtió 25 goles.
Desde la partida del “10” en su posición Vélez no tuvo un jugador con características similares en el nivel del Enano, hoy en día se extrañan sus gambetas, goles y las ganas que le ponía cuando se vestía con la “V” azul en el pecho. Pero, para esperanza de los hinchas, desde su partida Maxi manifestó varias veces sus ganas de retornar al club en un futuro no muy lejano. Es así que hace unos años se tatuó los dos títulos que ganó con Vélez a pesar de ser hincha de Racing, gestos como esos valen más que mil palabras o promesas.
Feliz Cumpleaños Frasquito, gracias por toda tu humildad, goles, gambetas, alegrías y entrega cada vez que te ponías la camiseta de Vélez. Las puertas del club están abiertas para cuando decidas volver.

 

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12