FAUSTO, PERO COMO EL DE GOETHE

FAUSTO, PERO COMO EL DE GOETHE

Fausto, en su etimología germánica significa “Fuerza, puño” y eso es todo lo que nosotros como hinchas fortineros podemos ver y destacar en nuestro Fausto Grillo. Muchas veces dicen que los nombres son bien dados por los padres a los hijos y este caso, creo, no es la excepción.

Todos lo vimos debutar a este defensor barilochense, todos lo vimos hacer uso de su fuerza, de su empuje y en muchísimos partidos lo vimos hacer un uso desmedido de esa fuerza y ese empuje. Tanto es asi que muchos aun hoy tienen miedo cuando ven que el 6 velezano sale disparado para cortar alguna pelota que busca el atacante rival.

El inicio de la carrera de Grillo se caracterizó por ir “desbocado” al ataque, salir corriendo como loco para cualquier lado siempre que sea atrás de la pelota, ir desesperado a algunos cruces lo que le valió ser tildado en varias charlas fortineras como “ese loquito que sale a matar y lo expulsan”. Si hay algo que todos pensábamos era que cuando Grillo entraba no sabíamos si se iba expulsado en el primer tiempo o en el segundo pero si pensábamos que eso iba a suceder.

Toda esta percepción fue cambiando y primero era darnos cuenta que se medía para cruzar los ataques, después notamos que ya podía estar un partido entero sin que sea amonestado y expulsado y, aunque muchos aun lo sientan, otros nos fuimos relajando y sintiendo que ese zaguero central del Fortín sacaba chapa donde sea y se mostraba firme, confiado y seguro de si mismo, sin dejarse ganar por la ansiedad de querer demostrar cuan capaz es.

La confianza que le ha sabido dar De Felippe es algo que supo aprovechar y, a fuerza de mirar videos y aprender a jugar como lateral por izquierda se ganó la confianza para arrancar la segunda parte del Torneo como el 6 titular del equipo dejando una excelente imagen frente a Estudiantes lo que nos hizo alarmar al ver que no era tenido en cuenta en los partidos siguientes aun habiendo sido uno de los que integraron el podio fortinero en aquella victoria. “Es muy importante la cabeza. Al principio tenés la ansiedad de ganarte el puesto, y eso te juega en contra. Hoy estoy más tranquilo” en esta declaración notamos la madurez de este chico de 24 años.

Hoy, Fausto ha vuelto a la titularidad y, por lo que podemos intuir, es algo que no dejará salvo que haga algo por que ello suceda, tanto es así que hoy por hoy se está convirtiendo en uno de los referentes del equipo en el corazón del hincha, tanto es así que se lo aplaude en cada jugada que lo vemos dejar todo lo que puede e incluso mas.

Es algo digno de ver en una cancha cuando se nota la evolución de un jugador que siendo debutante tenía sus gruesos errores pero que, con la confianza por parte del DT y su total entrega y concentración ya no sorprende que sea el 6 titular del equipo, que merezca mas de lo que se le pueda dar (para mí puede ser tranquilamente capitán en caso que Pavone y Martinez no puedan serlo). Para mí, esa chapa de líder, esa chapa de nuevo caudillo dentro de un plantel que busca guías y lideres por doquier la pone en evidencia cuando declara que aconseja a los debutantes, que les ofrece su ayuda y su experiencia para que puedan transitar sus primeros pasos en la Primera División, cuando tras recibir un gol se lo ve gritando para ordenar al equipo y llenar de aliento a sus compañeros, cuando se nota las ganas que pone en la cancha y deja todo por Vélez Sarsfield porque lo lleva adentro como lo llevamos nosotros, porque sin vender ese humo de ser hincha deja todo en la cancha y se “pela el lomo” por los colores que le tocan defender, porque como el dijo: “[…]nos tocó a nosotros, tener que madurar de golpe, tener que salir a pelear de igual a igual[…]”

Es un jugador que siempre declara estar agradecido al Club, que declara que le gustaría pasar muchos años en el césped del Amalfitani y al que me encantaría ver en un tiempito con la cinta de capitán que tanto merito esta haciendo por ganarse en el futuro cercano.

Maxi Eze Pardo

maxi@somosvelez.com.ar

@Maxi_Piojo

 

Deja un comentario