ESTE ES EL CAMINO

ESTE ES EL CAMINO

Emociones encontradas, bronca por perder un punto que podían ser tres y por otro lado la tranquilidad de ver que el equipo empieza a funcionar como tal. Se empieza a encontrar el sistema de juego y esa sensación que el equipo se caía físicamente que veíamos un par de partidos atrás hoy aparece lejana.

¿Los problemas están solucionados? No claro que no. ¿Se festeja la derrota? Por supuesto que no. Pero se ve un cambio en el juego que hace ilusionar con más victorias. El domingo se jugó de igual a igual con uno de los mejores planteles que tiene la Superliga, un equipo que viene en alza y que con la de ayer suman 6 victorias consecutivas. Como he dicho otras veces: el nivel del rival sirve de referencia.

En Avellaneda se vio un Vélez mejor que contra River pero al que aún le falta picardía para ganar, el claro ejemplo son los goles del rival; dos errores que un equipo con jerarquía no perdona.

El equipo de Heinze atacó, buscó el arco rival y de esta forma logró que Musso fuera la figura de la cancha ya que tapo no menos de 4 situaciones claras. Por supuesto que hubo fallas en la definición pero lo que se nota claramente que el equipo es otro al de fechas anteriores y ni que hablar al del 2017.

A mi entender hay errores que persisten, por ejemplo la salida  de Zarate ya que Mauro es esa clase de jugadores que nunca deben salir salvo por lesión o por agotamiento (ayer desde la platea no le vimos cansado) o cambios tardíos. Por ejemplo ante la injusta expulsión del pibe De La Fuente se debía armar nuevamente la línea de 4 mandando a la cancha a Díaz y que Cáseres continuará como volante para mantener el manejo de la mitad de cancha.

Sin duda que hay errores que se deben corregir ya, pero este es el camino, de esta forma es más sencillo obtener los puntos que necesitamos para que de una vez nos olvidemos definitivamente de esta pesadilla.

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72