¿ESPERAR O SALIR A BUSCARLO?

¿ESPERAR O SALIR A BUSCARLO?

En las primeras presentaciones Vélez mostró su mejor versión sin tener la pelota y jugándole de contra a sus rivales de turno. Sin embargo, en las últimos dos partidos los oponentes le dejaron la iniciativa al Fortín y éste no se sintió tan cómodo de esa manera

Parecía que Omar De Felippe había encontrado un estilo marcado para jugarle a todos los contrincantes independientemente de la jerarquía: el contraataque; aprovechando los espacios, con la velocidad y la virtud del tándem Vargas-Díaz para manejar la velocidad de los mismos y el momento preciso del pase, sumado a la efectividad de la dupla Romero-Andrada.

Sin embargo, contra Talleres (con ausencia del Gato), el desarrollo del encuentro cambió bastante, ya que por varios tramos los cordobeses le dejaron la posesión de la redonda, desconcertando a los fortineros acostumbrados a jugar de contra y (excluyendo el penal) a los cuáles les costó hacer pie/acomodarse en el césped del Kempes.

En el partido ante Boca, este problema se vio potenciado, porque Boca previo al primer tanto, le otorgó la tenencia al Fortín pero le corto bien los carriles de pases, obligándolo al error (además del nerviosismo) que determinó el resultado, abultado pero justificado desde la efectividad del visitante. Por otro lado, el Xeneixe también supo cuando cerrarse bien (en los ataques de Vélez) y cuando aprovechar los espacios del local para lastimarlo en los momentos precios.

El domingo en Avellaneda, si bien Independiente llega muy golpeado por la eliminación en Copa Argentina y la derrota por el torneo local ante Lanús, tiene una transición muy rápida de defensa a ataque. Por lo cual, Vélez deberá entender el partido e intentar sacar provecho de los espacios que deje el local, quién tendrá la obligación de salir a buscarlo por la presión de su gente y el momento que atraviesa.

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12