ESPECIAL 22 AÑOS DE LA COPA LIBERTADORES: FORTÍN DE AMÉRICA

ESPECIAL 22 AÑOS DE LA COPA LIBERTADORES: FORTÍN DE AMÉRICA

Vélez Sarsfield se consagró por primera vez Campeón de América, al vencer por 5 a 3 en la tanda de los penales al San Pablo de Brasil. En la ida el Fortín había ganado 1 a 0 en Liniers con gol de Omar Asad, pero en la vuelta el Tricolor se impuso por el mismo resultado a través del tanto de Muller, por lo que la final se definió desde los 12 pasos.

Vélez llegaba al Morumbi con la tranquilidad de haber logrado un triunfo en casa, por la mínima. En consecuencia, el Fortín desde el arranque se paró para jugar netamente de contra, cediéndole la iniciativa al local que debía hacer al menos dos goles para conseguir su tercera Copa Libertadores consecutiva.

El Tricolor, por su parte, con el apoyo de su gente, intentó dar vuelta la historia con una idea y formación ultra ofensiva (4-3-3), con la transición de defensa-ataque muy rápida, por lo que el cerrojo que dispuso Carlos Bianchi en el fondo, en algún momento podría abrirse y así sucedió.

Cuando promediaba la mitad de los primeros 45, Muller marcó el único tanto del partido luego de un penal que le comete Almandoz, tras ingresar al área a pura gambeta. Con la ventaja los brasileños crecieron en confianza y en volumen de juego, en contraposición, a los fortineros quienes empezaron a tener errores debido al nerviosismo.

En la segunda etapa El Fortín, resignó por completo la parte ofensiva para defender y aguantar la embestida de los bicampeones de américa, con la ilusión de llegar a los penales. Por eso, en una muestra de concentración, compañerismo, inteligencia y amor a la camiseta lograron alcanzar la definición desde los 12 pasos.

Ni siquiera la expulsión del Pacha Cardozo, por una dura falta desde atrás a Cafú puso en duda la confianza del humilde pero enorme plantel de hombres que disputaron esos 90 minutos, en un ambiente adverso. Pero todavía había tiempo para que estos muchachos continúen convirtiéndose en héroes.

En la tanda de penales, José Luis Chilavert en una muestra de carácter le atajó el primer penal a Palhinha (convirtieron André, Muller y Euler), mientras que para Vélez anotaron Trotta, el mismo Chila, Zandoná, Almandóz y el penal decisivo lo metió Pompei con un remate potente que pegó en el travesaño y en el palo, desatando la alegría fortinera.

De esta manera, el conjunto de Liniers se convirtió en el rey de América por primera vez en sus 84 años. Este logro, fue posible además de la dirigencia actual y el plantel, gracias al gran trabajo realizado en su momento por José Amalfitani, quién fue el responsable del crecimiento institucional de Vélez Sarsfield, que hoy le posibilitó ser campeón americano.

Asimismo, el Fortín viajará en diciembre a Tokio para disputar la Copa Intercontinental frente al poderoso Milan italiano, reciente campeón de la UEFA Champions League de Maldini, Costacurta y Baresi, entre otros. Los velezanos buscarán seguir con las hazañas para darle otra alegría más a los hinchas fortineros y así quedar en la historia del club.

 

Síntesis:

San Pablo: Zetti; Válber, Junior Baiano, Gilmar, Vitor; Cafú, Axel, André; Palhinha, Euller, Muller. DT: Tele Santana.
Vélez (Campeón): Chilavert, Trotta, Zandoná, Pellegrino, Almandoz; Cardozo, Gómez, Basualdo (Pompei), Bassedas; Asad y Flores (Husain). DT: Carlos Bianchi

 

Juan Manuel Meza Coronel

juanm@somosvelez.com.ar

@MezaJM12

Deja un comentario