ESE DÍA INOLVIDABLE

ESE DÍA INOLVIDABLE

Ese martes 8 de junio amaneció frio y con una llovizna persistente,  como si el cielo quisiera estropearnos lo que podía ser una jornada única, esa jornada por la que muchos habíamos esperado toda una vida. Partimos desde el Amalfitani con una euforia que solo ese equipo podía contagiar, nos sabíamos campeones antes de jugar.

Llegamos a La Plata, nos ubicamos en la vieja cabecera de 1 y 57 a la espera del partido pero la lluvia y el frio no habían aflojado y aún faltaban muchas horas para el regreso a casa.

Salió el equipo a la cancha luciendo por primera vez esa belleza que era la camiseta Umbro, blanca con la V verde y la V roja y le verdad es que a muchos el cambio les dio un poco de miedo pero a este quipo no había cábala que lo asustara.

Un primer tiempo parejo y nosotros que ya nos devorábamos las uñas y ya cuando el partido entraba en la curva descendente apareció el Pacha Cardozo que se mandó al área y lo bajaron con penal. Montonera de festejo y llego la hora de la verdad, nadie lo quería patear… Apareció la figura enorme de José Luis Chilavert agarró la pelota y ejecutó a Yorno como si fuera un centro delantero infalible. Luego del festejo loco, la radio nos decía que San Lorenzo le ganaba a River y lo sacaba de la pelea lo cual nos convertía en campeones… Pero para que la historia tenga todos los condimentos cuando solo faltaba un minuto para el final, tuvo que aparecer el Rulo Paris para clavar un misil y postergar el festejo.

La vuelta a casa no perdió la euforia porque esa misma noche Independiente debía ganarle a Belgrano y después venir al Amalfitani  y ganar.

Esa noche, luego de un baño caliente me puse a escuchar el segundo tiempo en Avellaneda y fui testigo radial de como Cancelarich le ahogaba el grito a todos en la Doble Visera y alentaba las esperanzas en todo Villa Luro. Y sucedió lo que esperábamos, Víctor Hugo dio por finalizado el relato con una sola frase: “VÉLEZ CAMPEÓN” y las lágrimas por salir campeón por primera vez comenzaron a brotar en la soledad de mi cuarto…

 

Juan Pablo Muzzio

@jpmuzzio72