ERRORES PROPIOS Y AJENOS

 

Ya pasados unos días desde el polémico arbitraje de Beligoy, creo que es momento de hacer una reflexión. Es cierto que el penal no lo fue y eso derivó en la expulsión de Cubero. También, es cierto que la segunda amarilla a Cufré fue apresurada; pero tengamos en claro que antes de todo eso Toledo pudo irse expulsado por pegarle una patada sin pelota a Buffarini y el árbitro lo solucionó con una amarilla.

Es cierto que el partido fue totalmente desnaturalizado por el juez, pero tengamos en cuenta nuestros errores, porque la mejor forma de crecer es reconocer en que uno está fallando. El partido luego del empate de Pavone tenía que cerrarse, si había que rechazar a la Perito Moreno se debía hacer y, con esto, no quiero caerle a los jugadores ni al DT porque se va viendo un Vélez muy distinto al del año pasado. Se juega dejando todo en la cancha, más allá, si las cosas salen o no y por eso, es que me atrevo a levantar la mano y decir que perdimos en parte por el juez pero, también, nosotros somos responsables de la derrota, ya que no supimos cerrar a tiempo el partido.

Se va notando la mano de Bassedas en el equipo y  a partir de ahí debemos crecer, acompañando a Hernán Toledo en su crecimiento porque, más allá que, hoy pinta para crack, es un chico y está en plena etapa de formación en la cual muchas veces se equivocará y desde los medios debemos ser cautos sabiendo que cuando la rompe no es un crack fuera de serie y que cuando le toque jugar mal no va a ser el peor de todos.

maxresdefault

Por eso, y para acompañar este proceso, el lunes tenes que estar en el Amalfitani, porque los partidos se ganan dentro de la cancha y acá en los tablones.

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

 

Deja un comentario