“ELEGIR PUESTOS EN VÉLEZ NO EXISTE, SINO QUE NO HAYA TÉCNICO”

“ELEGIR PUESTOS EN VÉLEZ NO EXISTE, SINO QUE NO HAYA TÉCNICO”

 

Mauro Zárate fue contundente refiriéndose a su posición retrasada detrás de Rodrigo Salinas, a lo que agregó: “El momento del club y yo no estamos para preferencias, acá tenemos que dar una mano y nada más”, simple y claro como siempre

Mucho se habló en la previa del partido contra Estudiantes sobre la inclusión del ídolo contemporáneo que tenemos los fortineros, como enlace detrás del centro delantero, luego de haberlo visto desempeñarse en ese sector en las derrotas ante Chacarita y Patronato. Sin embargo, como dijo Gabriel Heinze en la conferencia, Mauro Zárate le dio la razón y no solo convirtió un golazo (el primero desde su vuelta al Amalfitani) sino que se desplazó y generó juego a la espalda de los volantes del elenco visitante.
Finalizado el partido frente al Pincha, el oriundo de Haedo dialogó con Paso A Paso y evitó cualquier tipo de comparación con la posición que eligió uno de los referentes de Boca Juniors: “Tévez es Tévez y yo soy Mauro Zárate, el momento del club y yo no estamos para preferencias, acá tenemos que dar una mano y nada más”, aclaró y completó con firmeza: “Eso de elegir puestos en Vélez no existe, sino que no haya técnico”.

Las declaraciones del número “9” son más que claras y hablan de su compromiso y el de todo el plantel para con la situación que atraviesa el club, quitándose todo tipo de privilegio por ser un ídolo. Pero sus dichos no son sólo palabras, y lo demuestra en la cancha donde se observa realmente el trabajo. Durante varios pasajes del partido contra Estudiantes, a Mauro se lo vio parado en distintos puestos que no le son habituales, producto de haber jugado gran parte del cotejo con un hombre menos, retrasándose hasta el centro del campo para ser el gestor de las jugadas de peligro del Fortín.

Incluso en distintas jugadas Zárate terminó como marcador de punta derecho y hasta fue al piso en más de una oportunidad para recuperar la pelota, entre ellas cortó un contraataque que podría haber terminado en gol. El menor de una dinastía que ya es parte de la vida cotidiana del club, sin dudas es un ejemplo de pertenencia y amor para el fútbol argentino y sobre todo para los chicos que irán surgiendo de las divisiones inferiores cada vez más alienados por los espejitos de colores de la profesión.

 

Juan Manuel Meza Coronel

jmanuel@somosvelez.com.ar

@MezaJM12