EL SELLO DEL CAMPEONATO

Vélez venció por 2 a 0 a Godoy Cruz en el José Amalfitani por la Fecha 17 del Clausura 2011 y quedó a un paso de la consagración

Con la frente alta, pero también un poco de capa caída. El Fortín venía de quedar eliminado de la Copa Libertadores con Peñarol y el campeonato estaba ahí nomás pero como un premio consuelo ante la semejante posibilidad de volver a ser el mejor de América. La ovación a Santiago Silva demostraba igualmente -y obviamente- que el hincha quería ser campeón y bancaba al plantel. 

Godoy Cruz no fue un rival fácil para Vélez y el Fortín no lo fue para Godoy Cruz. Un partido de ida y vuelta que demostraba todo el potencial de ambos equipos, sobretodo por las bandas y el frente de ataque. Tranquilamente, el Fortín podría haber caído derrotado aquella noche. Le jugó a favor la lesión de Villar en el primer tiempo que hizo que el Tomba pierda jerarquía ofensiva, la misma que lo hizo escalonar hasta el 3° puesto. Entre sensaciones de sabor amargo y angustia, el Burrito Martínez sacó de la galera un auténtico golazo sacandose a cuatro de encima, entrado por el medio y rematando para que delire el José Amalfitani. A partir de ahí, el público fortinero se tranquilizó con el partido un poco más controlado. La frutilla del postre fue el golazo con suspenso de David Ramírez que no le falló a la Ley del Ex y le dió el resultado final al partido en el tiempo de descuento.

El Fortín selló el campeonato y le bastó esperar al próximo fin de semana para gritar campeón. La historia es conocida, obviamente. Le ganó a Huracán en Parque Patricios y se consagró con el resultado de Lanús por la noche cayendo ante Argentinos Juniors con gol de Blandi.

 

Ramiro Boz

@ramiroboz