EL AUDIO DE WHATSAPP: MI MAYOR LOGRO EN EL TENIS

EL AUDIO DE WHATSAPP: MI MAYOR LOGRO EN EL TENIS

 

Pensando en el audio de esta semana me acorde que el sábado es mi cumpleaños, por ende, hoy es mi cumple! Así que me voy a permitir hacer algo mas egoísta.

Esto que les voy a contar tiene que ver más conmigo. Con mi puntada en este gran lienzo que es la historia de Vélez. Les voy a contar mi mayor logro en el tenis.

A los 6 años mi viejo me puso una raqueta en la mano derecha, resulto que era zurdo. Con el tiempo fui mejorando y eso hizo que tenga la necesidad de saltar de la escuelita a un centro de entrenamiento. La mejor excusa para que nos re asociemos al Club Atlético Vélez Sarsfield. Mi viejo nos había borrado con el objetivo de mejorar su economía. Así que el grupo familiar está asociado desde 1988 de nuevo al club y esta vez ininterrumpidamente.

El centro de entrenamiento que había estaba bueno, aprendí mucho pero se tuvo que ir del club, y el grupo de profesores que quedo no me convencía y deje de entrenar en Vélez. No sin antes dejar un montón de anécdotas y recuerdos. Como por ejemplo ese febrero de 1990 de pretemporada, que llovió 24 días de 28! Nunca me hicieron correr tanto en la vida y agarrar tan poco una raqueta!

En fin, fui a buscar entrenadores por otros horizontes. Pero lo que nunca dejé de hacer fue representar al club en los Interclubes que realiza la Asociación Argentina de Tenis, salvo dos años en la categoría infantiles donde el club no presentó equipo y me tuve que ir a jugar a Estudiantil Porteño, y que no la pasé bien porque no me motivaba, después siempre jugué para Vélez.

El caso es que pase todas las categorías de menores, y empecé con mayores, en el medio tuve una operación de la vista, tuve que dejar de jugar, mi carrera se frustró. En fin…

El caso es que cuando vuelvo a jugar empecé a experimentar esa extraña sensación que tienen los arqueros. Juegan para un club pero no defienden la camiseta del mismo. Me explico? Ósea, te pones tu buzo pero no es “la camiseta“. Entonces me dije… “¿yo tengo que jugar con la camiseta de Vélez. Juego para Vélez en Interclubes, represento al club y no puedo usar sus colores? Ahí empecé a pensar en cómo hacer. Ya que las férreas normas del deporte blanco hacían un poco difícil la cosa. Ya que en ese momento era muy raro hasta en la Copa Davis ver jugadores con un motivo alegórico al país que representaban en su remera.

La decisión fue drástica! Decidí jugar con la camiseta… de fútbol! La Umbro del 94. Mangas largas! Una locura!

Pero más locura fue adonde decidí estrenar mi nuevo look para jugar. El rival era el Club Atlético Independiente, de visitante!!

Fui, jugué y me banque todas las objeciones. Tanto de los jugadores locales (con justa razón) como de mis compañeros que no querían que la cosa se torne un tanto, bélica.

En fin, jugué así, y decidí seguir haciéndolo. No tardó mucho la subcomisión de tenis en tratar el asunto. Al tiempo aparecieron chombas reglamentarias para jugar al tenis. Pero con el escudo, hermoso, de Vélez bordado del lado del corazón.

Ese, considero yo, fue mi mejor logro en el tenis.

Diego Serrano

diego@somosvelez.com.ar

@dsscvas

Deja un comentario