EL ARQUERO RIVAL, OTRA VEZ

Al igual que contra River, el Fortín pagó caro ante la jerarquía y el presente del arquero rival.

Sin dudas la figura del encuentro ante Boca Juniors, fue su arquero: Esteban Andrada. El mendocino supo responder ante los constantes ataques de Vélez con total firmeza y fue el gran responsable de que el Fortín no visite La Bombonera con el partido de ida a su favor.

Hace mucho tiempo que Vélez no tiene un arquero -de verdad- de Selección. Porque si vamos al caso, nuestro suplente lo es en Ecuador, donde encima es capitán pero su nivel no lo respalda. Lucas Hoyos es un gran portero, pero no de la jerarquía de Andrada quien demostró porque es uno de los convocados por Lionel Scaloni para el conjunto albiceleste. Sus reflejos en los contraataques, sus voladas y su visión para ver el cabezazo de Pablo Galdames que justamente no fue gol por quien estaba bajo lo tres palos. El equipo de Gabriel Heinze dominó todo el partido, en todos sus tramos y líneas pero le faltó su cuota de fortuna. Similar, fue el partido ante River a principios de este 2019 donde Franco Armani se reivindicó atajando un penal pateado por Rodrigo Salinas y tuvo el mismo desempeño que el guardián del arco xeneize.

Como dato de color, Esteban Andrada confesó en más de una oportunidad su fanatismo hacia José Luis Félix Chilavert y que por el, es hincha de Vélez. No cambiará en nada para nosotros, pero es interesante ver como los arqueros del fútbol argentino este último tiempo toman como referente e ídolo a quien logró las mayores hazañas con nuestra camiseta.

Ramiro Boz

@ramiroboz

Foto: Vélez