EL 11 QUE YO VI

 

Leyendo las noticias me encuentro que Qatar quiere organizar un mundial de Leyendas para el 2016. Dicho evento se realizará con jugadores que tengan entre 35 y 50 años. La noticia me sacó una sonrisa por la emoción de volver a ver dentro de una cancha a jugadores como Kluivert, Zidane o Luis Figo. Entonces me puse a pensar a qué jugadores de Vélez me encantaría volver a ver, pero esta vez extendiendo un poco más la edad para no dejar afuera a muchos que recuerdo de mi infancia. La tarea no es sencilla por lo cual intentaré armar un equipo con el clásico 4-4-2 y trataré de evitar nombrar a los monstruos del ciclo dorado para no caer en lo obvio. ¿Arrancamos?

1) Julio César Falcioni: El “Pelusa” de su primera etapa era una bestia del arco.

4) Mario Lucca: El “tucumano” llegó como lateral derecho y terminó jugando de central;  gran cabeceador y muy temperamental. Vivía a la vuelta de mi casa, así que le enfermé la cabeza pasando a saludarlo.

2) Pedro Larraquy: Pedrito fue el dueño del récord de partidos jugados hasta que llegó Cubero. Pero, además, era un marcador central que bajó a la cueva pero nunca perdió la costumbre de hacer goles, tanto que, es uno de los goleadores históricos del club.

6) Osvaldo Piazza: No jugó mucho en Vélez y vino de grande, pero era un central bárbaro, con muy buena salida.

3) Juan Carlos Bujedo: El “Gato” Era uno de mis ídolos de chico,  dibujaba filigranas por la banda izquierda.

8) Diego Pablo Simeone: Nosotros vimos al “Cholo” que a los 17 años y recién debutado en primera, hacía lo mismo que después lo hizo referente de la Selección.

5) Mario Vanemerak: Otro de mis ídolos,  se bancaba el medio y era el rey del raspa que te raspa.

11) Carlos Ischia: Un exquisito del fútbol,  un manejo increíble, con una dinámica impensada para la época.

10) Fabián Vázquez: Un 10 clásico,  exquisito,  con una pegada enorme y muchas veces acusado de pecho frío, pero que era un lujo verlo llevar la pelota.

7) Sergio Zárate: El “Ratón” era Mauro, pero más morfón.  Agarraba la pelota y no la largaba más. Tan pero tan hábil, que un partido se retiró aplaudido por la hinchada de San Lorenzo después que bailó todo el partido al “Topolino” Riquelme.

9) Carlos Bianchi: No hay forma que el 9 no sea Él. Carlitos nos llenó de gol y de gloria. Un asesino del área que sabía tirarse atrás. Pelota que caía en el área el goleador la paraba de pechito y la metía en el rincón. Fue bandera antes de ser estatua.

Acá está mi once,  seguramente me olvido de algunos y tuve que dejar de lado a otros como Julio Asad o el uruguayo Jiménez. A otros no los vi jugar y me hubiese encantado como al “Daniel”, Huss, Marín, Ferraro o Don Victorio. Pero estos son los que viví  y que me encantaría volver a ver. Escribiendo esto se me llenó la cara de sonrisas como espero que les pase a ustedes y también aporten con su equipo.


Juan Pablo Muzzio 


@jpmuzzio72

Deja un comentario