DUELE VERTE, VELEZ

DUELE VERTE, VELEZ             

Aunque Vélez le ganó ayer 1-0 a Leandro N. Alem en el Estadio Carlos Antonio Romero de Formosa y haya clasificado a los 16avos de final de la Copa Argentina, la imagen que dejó fue muy negativa. Con pocas ideas de juego, sin dar bien dos pases seguidos, este equipo preocupa, y mucho.

Me pregunto cómo hubiese sido el resultado si, -sin desmerecer a Alem que, dicho sea de paso, hizo un muy buen partido-, el equipo que hubiésemos enfrentado era de primera división. Jugando así, hubiésemos estado, como mínimo, cinco goles abajo.

Nos tuvo en un arco un equipo que juega en la quinta categoría del fútbol argentino, un equipo de la D. Un equipo que está compuesto por hombres que tienen sus respectivos trabajos -por fuera de lo que es el fútbol- para poder llegar a fin de mes. Hombres que pidieron el día en su laburo para poder jugar este partido. Pero, ¿cuál es la diferencia con Vélez? La actitud.

Vélez ganó con apenas un gol. En 90 minutos, cuatro o cinco fueron las veces en que el equipo se acercó al arco defendido por Claudio Paz. Mientras que, el equipo dirigido por el Lobo Cordone, llegó en incontables veces, poniendo en peligro al arco de Assmann en varios momentos.

Duele ver a Vélez así. Preocupa este presente. Pero más preocupa el futuro. Ayer quedó más que claro cuáles son los jugadores que no merecen vestir la hermosa V azulada que tanto amamos. La actitud no se negocia, jamás.

Es tan incierto lo que estamos viviendo y lo que viviremos en solo unos meses que, aunque hayamos ganado el partido de ayer, estamos preocupados y alarmantes. No sabemos lo que le deparará al futuro del club. O si, y no queremos admitirlo. Pero la realidad es que, si en Vélez no se empiezan a hacer las cosas bien, no vamos a salir airosos de esta situación que atormenta.

 

Aylen Nicolini

aylen@somosvelez.com.ar

@AylenNicolini

Deja un comentario