DÉJAME FESTEJAR

DÉJAME FESTEJAR

Vamos Vélez carajo. Déjame festejar, déjame putear. De a poco vamos saliendo y el rumbo se endereza. Es cierto que a la inversa del debut en la Superliga el primer tiempo fue mejor que el segundo.

Durante la primera etapa el Fortín manejó la pelota y llego con claridad, solo la falta de justeza del Churry impidieron que la apertura del marcador fuera antes. Vélez conto con al menos tres chances muy claras para convertir: dos del delantero y una de Gastón Díaz. Basado en la recuperación del tándem Desábato y Cáseres recuperando rápido y los volantes externos metiendo la diagonal para que pasaran los laterales.

En el segundo tiempo Vélez se empezó a quedar y la caída se agravó con la salida de Desábato ya que Domínguez enrocó posiciones con Cáseres  y con este cambio se sintió más lo incomodo que estaba Santi con la pelota.

El partido parecía encaminarse a los penales pero apareció Romero para pelearle una pelota a Quilez sobre el fondo del campo y ganársela (faul incluido) y levantar la cabeza para meter el centro bien atrás para la entrada de Andrada que definió cruzado de derecha para gritarlo bien fuerte.

Ganó Vélez y no es poco, es cierto que no le sobró nada pero pasito a pasito el equipo de De Felippe comienza a andar. El viernes por la Superliga hay que ganar en el Amalfitani para confirmar la levantada.

 

 

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

 

Deja un comentario