DE VELEZ A LA SELECCION

De Vélez a la Selección.

Mientras la Selección Argentina transita una semana decisiva para su historia, en la que puede quedar fuera de un mundial por segunda vez en su historia, la única ausencia hasta ahora fue en México 1970, desde Somos Vélez repasamos algunos jugadores del Fortín que hayan vestido la celeste y blanca.

Este 11 velezano de la selección cuenta con nueve jugadores surgidos de las inferiores del club y dos “adoptados” pero que son queridos como si fuesen de la casa y con el agregado que llegaron a representar al país tras mostrar su mejor versión en Vélez.

El arco puede ser uno de los puestos más peleados. “La titularidad” queda a manos de Pablo Cavallero, arquero titular de la Selección en el mundial 2002, integró también el plantel en Francia 1998 y obtuvo la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Pero si se habla del arco de Vélez y de la Selección Nacional es imposible no recordar al León de Wembley: Miguel Rugilo sólo jugó cuatro partidos con la camiseta Nacional, pero el amistoso del 9 de mayo de 1951 en suelo inglés, fue suficiente para inmortalizarlo. Argentina cayó 2 a 1, pero la actuación del arquero fortinero fue alabada por todo el mundo futbolístico.
El lateral derecho lo ocupa el capitán histórico del Fortín. Fabián Cubero, entra en la sección por su participación en el título mundial juvenil de Malasia 1997. El marplatense todavía era un volante central y disputó cinco encuentros de ese mundial, incluyendo el partido consagratorio.
Como primer marcador central está Nicolás Otamendi. El único que enfrenta este duro presente del conjunto de Sampaoli. Después de su gran aparición en el Vélez campeón del 2009 y su paso al fútbol portugués, participó del mundial de Sudáfrica 2010 de la mano de Diego Maradona. Sabella lo desafectó a último momento de la lista de Brasil 2014 y ahora, siendo titular indiscutido en el Manchester City de Guardiola, recuperó la titularidad en la Selección Nacional.
El segundo marcador central es José Cuciuffo. Campeón mundial en México 1986, Bilardo lo utilizó como lateral o stopper derecho, a pesar de jugar habitualmente como central izquierdo. Sólo se perdió el partido inicial del mundial, en el que Argentina venció a Corea del Sur.
El lateral izquierdo es un puesto difícil de ocupar en este equipo. Si bien Federico Domínguez podría estar presente por el mismo motivo que Cubero, el destacado será Raúl “Pacha” Cardozo, quien jugó los cuatro partidos de la Selección en la Copa América de Bolivia 1997. Lamentablemente, con la celeste y blanca no pudo demostrar todo lo bueno que hizo con la V en el pecho.
Como volante por la derecha aparece el primer velezano “adoptivo”. Augusto Fernández fue el único jugador de campo que no participó en el mundial de Brasil 2014, pero sí estuvo presente en varios encuentros de la eliminatoria y continuó siendo parte de la Selección durante el proceso de Martino.
El volante central es un histórico de la Selección, Diego Simeone. Si bien el Cholo no recuerda tanto como nos gustaría su paso por Vélez, nunca negó lo bien que hizo el Fortín en su formación. Suma más de 100 partidos en la Selección, además de ser campeón de América en 1991 y 1993.
Como doble cinco o enganche, ubicamos a Christian Bassedas. Su calidad lo llevó a ser parte de la Selección que obtuvo la medalla de plata en Atlanta ’96. Passarella también lo convocó en cuatro partidos de las Eliminatorias para Francia ’98 pero no fue parte del plantel del mundial, que se caracterizó por contar con gran cantidad de jugadores de River.
Para la banda izquierda nos permitimos ocupar el puesto con Jonás Gutierrez quien si bien suele jugar por el costado derecho, sabemos que no tiene problemas de perfil. Fue clave en la Selección de Maradona, a tal punto que el ex entrenador nacional llegó a declarar que su selección eran “Messi, Mascherano, Jonás y ocho más”.
La ofensiva es conocida y contemporánea. Lucas Pratto, el otro adoptado que tenemos en el equipo. Llegó a la Selección de la mano de Bauza, quien veía de cerca las maravillas que el Oso hacía en Brasil. Jugó un gran partido ante Colombia de local, pero el cambio de entrenador lo privó de tener más chances.
A su lado, Mauro Zárate. Partícipe de la selección juvenil en Canadá 2007, acompañado por Maxi Moralez y el Kun Agüero, fue el menor de la dinastía el que convirtió el gol en la final que le diera el último título juvenil al país.

El técnico no es otro que Marcelo Bielsa. La revolución que hizo en un Vélez supercampeón le valió el salto a Europa, donde no llegó a debutar que fue buscado por Julio Grondona para conducir la Selección mayor. El Loco hizo desfilar a la albiceleste en las eliminatorias de cara al mundial de Japón-Corea 2002, donde no se pudo avanzar siquiera de la primera ronda. Tuvo revancha en la Copa América de Perú 2004, pero los penales lo dejaron en el segundo escalón del podio. Se reivindicó obteniendo por primera vez la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Alejandro Germino

@alegermino