CULPABLES Y VÍCTIMAS

CULPABLES Y VÍCTIMAS

Lo primero que debe hacer cada uno de nosotros es dejar algo en claro: la culpa máxima de estos altibajos es de los dirigentes. Esos mismos directivos que hablan maravillas de Vargas, Cáseres y Romero pero que los dejan solos contra el mundo al no rodearlos como deberían.

El error arranca desde ahí mismo. Lo sabemos todos ¿Cuántos mercados de pases se desperdiciaron? ¿Cuánto tiempo más va a perder Vélez? La ecuación en todo este tiempo no cambia y el equipo de Liniers sigue con la soga al cuello desde 2015, cuando Raúl Gámez decidió darle las llaves del fútbol a Miguel Russo.

Esto lo entendemos casi todos, salvo los necios. Los primeros culpables de este presente son ellos luego de equivocar una y cada una de las decisiones que tomaron desde que asumieron. El tiempo ya pasó y eso no va a cambiar. En noviembre será momento de votar y elegir, de esa manera, el futuro de club que quiere cada uno.

Aclarado esto, queda en evidencia que de esta situación nos van a sacar los jugadores y el entrenador. Claro, entre los futbolistas falta el central de jerarquía que debió venir y de esa forma Vélez sufre la inexperiencia e inestabilidad de Grillo. También falta un volante central como la historia manda que nos de la chance de ver progresar a Cáseres a su lado. Demasiado juvenil junto, entre los que se destacan 2 o 3 que deberán poner la cara y crecer rápido para sacar a un Vélez gigante de este momento de mierda.

A ellos no queda otra que apoyarlos.

 

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella